El hermano de Rocío Jurado explicó en profundidad los dos principales motivos que provocaron la ruptura familiar con su sobrina.


A pesar de que Rocío Carrasco ha permanecido en silencio durante dos décadas, su familia sí que ha hablado, y mucho, durante los últimos años. Entre ellos, Amador Mohedano, quien en su momento aludió a dos principales motivos que provocaron que se distanciara de su sobrina. Rescatamos unas declaraciones del exmarido de Rosa Benito que cobran especial relevancia a la espera de que la hija de Rocío Jurado dé su versión.

Amador explicó los principales desencadenantes que provocaron la ruptura familiar durante una entrevista en ‘Sábado Deluxe’ que se emitió en 2016. Allí aseguró que tenía sus motivos para haberse distanciado y recordó un «feo» que le hizo ella y su marido, Fidel Albiac, durante una gala navideña que se celebró en TVE cuando la artista estaba delicada de salud. «Anduvieron por detrás de mí cuando Rocío Jurado estaba mala», contó.

Un episodio que relató de la siguiente forma: «A escondidas, la convencieron para hacer esa gala”. Subrayó haberse negado a estar presente en la gala. «Me planté y cuando dije que esa traición no la permitía, mi hermana de rodillas, me cogió por los tobillos y me hizo jurar por mi madre y por Dios que iba a estar, porque si no estaba, ella no la iba a hacer e iba a generar un problema”.

Telecinco

Tras la emisión de la gala, Amador habría hablado con el matrimonio y le habría reprochado haberse «aprovechado» de la circunstancia sabiendo que Rocío estaba mala. «A ellos no les ha interesado nunca la carrera de Rocío, ni a su hija ni a él. Ahí el único que ha estado 40 años con ella he sido yo”.

La sonada herencia

Otro de los motivos principales que enfrió la relación fue el «enfrentamiento» que se produjo por el testamento de ‘La Más Grande’. Amador contó que la familia se sintió «extrañada» con el reparto que estaba efectuando la albacea. «Nosotros confiados en que todo lo que estaba en el testamento se iba a cumplir, pero vimos que no, decidimos quedar con mi sobrina».

© Gtres

Se dieron cita en un hotel de Madrid y Rocío Carrasco sorprendió apareciendo con una abogada. «Aquí no se está cumpliendo el testamento de tu madre», le dijeron. No llegaron a un entendimiento y la reunión, según el testimonio de Amador, terminó de forma abrupta. Ella les habría espetado la siguiente frase: «¿Sabéis qué? Buscaron la vida». 

Tuvieron que volver a verse y las desavenencias salieron de nuevo a la luz. Fue entonces cuando su cuñado José Antonio Rodríguez, marido de Gloria Mohedano, dijo algo y según Amador, Rocío Carrasco le dijo: «Tú eres un sinvergüenza». Aquel momento dio inicio a un enfrentamiento familiar. “A raíz de la herencia dijimos: ‘Es que no sé qué más quiere esta niña’”.