Sofía Suescun aún tiene el miedo metido en el cuerpo tras sufrir un robo en su casa mientras estaba de vacaciones. Por suerte está más cerca de detenerlos y es que tiene muchas pruebas que señalan a los culpables y la Guardia Civil ya les sigue la pista


Sofía Suescun está cada vez más cerca de ponerle punto y final a su calvario, tras ser víctima de un robo mientras disfrutaba de sus vacaciones con Kiko Jiménez. La estrella de la televisión comprobó cómo los ladrones habían entrado en su casa, destruyéndola en su afán por encontrar objetos de lujo, equipos informáticos, material comprometido, 13.000 euros en efectivo e incluso hasta la ropa interior usada de la joven. Incluso el primer día temió por el destino de sus gatos, que habían quedado atrapados entre los escombros que se había convertido su casa y creyó que también formaban parte del botín de los ladrones.

Sofía Suescun aún tiene el susto en el cuerpo, pero está feliz de poder confirmar que la Guardia Civil tiene cada vez más cerca a los ladrones. Mientras realiza infinidad de recados para poner su vida de nuevo en orden tras el robo, la estrella de los realities ha confesado que las autoridades que llevan su caso le han dicho que debe esperar para cantar victoria, dado que una vez recogidas todas las pruebas, entre ellas muchas huellas, lo más probable es que tarde o temprano logren detenerles. Mientras eso sucede, Sofía Suescun narra a los reporteros de ‘Europa Press’ cómo ha vivido este drama, qué es lo más importante que le han robado y cómo se encuentran sus gatos después del susto que se llevaron. Vea el vídeo: