La actriz ha compartido la preciosa celebración organizada con mucho mimo.

 


Tic, tac… Comienza la cuenta atrás. La espera llega a su fin y María Castro ha disfrutado de una dulce ‘baby shower’ para dar la bienvenida a su bebé. La actriz está esperando a su segundo hijo, otra niña que seguro se convertirá en la mejor compañera de juego de su primogénita, Maia. La gallega nos ha hecho partícipes de una preciosa celebración organizada con mucho mimo en la que faltó detalle.

«Ayer celebramos tu llegada, a un mes de tenerte en brazos…», comentaba María a través de sus redes. Ha querido hacer referencia a que la fiesta también ha estado marcada por un tiempo totalmente atípico que vive el país debido a la crisis sanitaria: «La situación es rara, inusual y difícil…. Aún no tenemos claro en dónde abrirás los ojos, ni por dónde decidirás venir al mundo, ni si tu hermana mayor podrá ser la primera en visitarte, ni si las emociones y nervios serán similares a la primera vez…. ni siquiera sé cómo podremos fabricar y multiplicar el mismo amor que ya sentimos hacia tu hermana… (porque sabremos que eso ocurrirá)!». Reconoce que lo único que tienen claro es que tiene ganas de darle la mano a su bebé y con la otra apretar la de Maia con todas las fuerzas. «Ya casi somos cuatro», añade.

Una decoración de unicornios

La actriz, casada desde 2018 con José Manuel Villalba, ha hecho caso a las recomendaciones sanitarias y la celebración ha sido en ‘petit comité’: «Somos poquitos, pero lo vamos a pasar muy bien», reconocía. La temática ha estado plagada de bellos unicornios y la actriz se ha esmerado confeccionando una apetecible tarta. «La tarta la he hecho yo, tú madre… ya te acostumbrarás!», afirmaba.

La decoración de la ‘baby shower’, que ha tenido lugar en la terraza de un ático, ha estado cuidado al detalle con una gran mesa de comida. Palomitas, dulces, ‘cupcakes’, galletas…  «No me digáis que no me ha quedado mono», señalaba ilusionada María. Una de las zonas que enamoró a las invitadas fue el tipi que creó una escena totalmente mágica. Como regalito, no faltó un biberón relleno de gominolas.

El pasado mes de mayo, María Castro anunciaba muy ilusionada que estaba esperando su segunda hija. Eligió el Día de la Madre para comunicar la feliz noticia: «En unos meses seremos CUATRO (con Momo 5 😂)!!!! Otra niña vendrá a llenar nuestros corazones con más amor, cuando ya parecía imposible que nos entrase una gotita extra! Yo estoy bien, el padre feliz… y Maia… Maia con una ilusión mayor que la de la Noche de Reyes», contaba.