Las imágenes lo dicen todo: el hijo de Kiko Matamoros y la doctora están felizmente juntos. Así de cariñosos se han mostrado en una terraza de la capital.


Por fin tenemos las imágenes que confirman lo que era un secreto a voces: Diego Matamoros y la doctora Carla Barber están juntos. Y felizmente juntos, por cierto. La pareja ha demostrado públicamente lo contentos que están el uno con el otro en una terraza en Madrid, donde han sido pillados en actitud más que cariñosa.

Besos, arrumacos, caricias, miradas cómplices… El primer encuentro de la pareja al aire libre ha permitido comprobar cuán acaramelados se comportan cuando están cerca. Las fotografías dan fe de que no esconden su amor. Y, a la vista de las imágenes, están encantados.

Crónica de un idilio anunciado

Este fin de semana saltaban las alarmas. Las redes sociales dejaban entrever que entre el hijo de Kiko Matamoros y la médico canaria había algo más. El pasado fin de semana, la exmodelo y médico compartía un video en Stories en la que aparecía posando junto a un acompañante desconocido. Un misterioso brazo rodeaba sus hombros. Poco tardaron los usuarios de Instagram en indagar la identidad de su carabina. ¿Quién era la persona que la abrazaba? La foto no dejaba ver los tatuajes que luce el joven en sus brazos, pero lo cierto es que en otra de sus publicaciones sí se podía ver el brazo de Diego con claridad.

Otra señal de que entre ellos habían saltado las chispas era otro de sus posts. Carla escribía en una publicación: «Recuerda que siempre hay MAGIA en la vida, nunca olvides amar». Casi a la vez, Diego subía un texto que rezaba: «Amar es de valientes, quien te quite ese sueño no te merece. Sé feliz y nunca pierdas esa ilusión, ya que hay mucha magia en algún lugar inesperado. CONFÍA. Sigo explorando estrellas en el cielo». Otra foto que despertó sospechas fue la publicada por Carla junto a un enorme ramo de rosas. «Se me olvidan todos los problemas con una mirada, con tu media sonrisa y quizá eso sea». Era evidente que el amor estaba en el aire. Solo faltaba saber con certeza quién era el afortunado…

Pillados en una terraza

Con estas imágenes disfrutando de un almuerzo en compañía de unos amigos ya no hay lugar a dudas: Diego a olvidado a Estela Grande en los brazos de Carla. La relación entre Diego y la madrileña hizo aguas después de que ésta entrara en Guadalix de la Sierra para concursar en ‘GH VIP 7’. Hubo tanta química en su amistad con Kiko Jiménez que los cimientos de su matrimonio se tambalearon. Cuando ella salió de la casa solucionaron sus diferencias, pero su entrada en ‘El tiempo  ‘El tiempo de descuento’, donde volvió a coincidir con el novio de Sofía Suescun, supuso el batacazo definitivo de la pareja. Rompieron definitivamente el pasado mes de febrero. Tres meses después, Diego vuelve a estar ilusionado con  una de las mujeres más atractivas y con mayor influencia en las redes sociales.