La actriz ha realizado unas compras en un supermercado próximo a su domicilio, a las afueras de Madrid. En su salida la hemos visto muy bien protegida con mascarillas y guantes.


Paula Echevarría ha salido de su casa para realizar unas compras en un supermercado cercano a su domicilio. La ex de David Bustamante, ataviada con ropa deportiva, ha abandonado brevemente el domicilio que comparte con su novio, el exfutbolista Miguel Torres, con el fin de llenar la cesta de la compra.

En su salida al establecimiento de alimentación, la actriz se ha protegido convenientemente para evitar un posible contagio. Así, la hemos visto cubriendo sus fosas nasales y su boca con una mascarilla de alta eficacia, y cubriendo sus manos con guantes de látex de color azul. Las mismas medidas de seguridad que hace unas horas tomaban las presentadoras Eva González y Toñi Moreno en sus respectivas salidas durante el confinamiento.

Cargada con bolsas de la compra

A su salida del súper, Paula iba cargada hasta los topes. Sobre su pecho, una riñonera negra con cremalleras la ayudaba a guardar objetos personales, como las llaves de su coche y de su domicilio. En su hombro derecho llevaba dos grandes bolsas repletos de productos. Con la mano izquierda sujetaba otros dos bolsos llenos de básicos para la despensa: leche desnatada, legumbres y carne. Alimentos propios de una alimentación equilibrada. Que ella se cuida, y mucho, tanto por dentro como por fuera.

El hecho de que Paula haya salido a la compra portando bolsas reutilizables es una clara señal del compromiso de la protagonista de ‘Velvet’ con un estilo de vida ecológico y que apuesta por la sostenibilidad.

Con complementos de la factoría Disney

Como detalle singular, llama la atención que una de las bolsas, así como la funda de su smartphone, lucen sendos motivos de Minnie Mouse. Artículos que posiblemente Paula haya adquirido durante su reciente viaje a Disneyland, adonde fue con su novio y su hija Daniella a principios del pasado mes de marzo.

A lo largo de estas siete semanas de confinamiento, Paula ha dado testimonio de lo que ha hecho en este periodo de confinamiento a través de sus redes sociales, donde la siguen más de 3 millones de seguidores. En estos casi dos meses de encierro hemos podido verla siempre positiva y de buen humor. Uno de los recursos que la ha ayudado a sobrellevar este excepcional periodo han sido las charlas por videoconferencias con sus seres queridos. Ya que no ha podido encontrarse con ellos, ha organizado quedadas online para no dejar de estar en contacto con ellos.

Hace unos días, Paula compartía una reflexión con sus ‘followers’. «¿Sabéis qué?… Cada día me cuesta menos vestirme para estar en casa… Al principio se me hacía bola claro, acostumbrada toda la vida a llegar a casa y desvestirte cuanto menos era raro vestirse para estar en el sofá. Pero después de 44 días os diré que veo de lo más normal vestirme, maquillarme. Solo me falta el tema zapatos.. Como siga la cuarentena aún me veréis en tacones! ¿Vosotros como lo lleváis?», escribía.