Muchos rostros conocidos se han unido para conseguir recaudar dinero y ayudar a los más necesitados a través de la iniciativa ‘Ningún hogar sin alimentos’


Han sido muchísimos los famosos que se han unido por una buena causa. Alejandro Sanz, Chenoa, Mónica Naranjo, Antonio Banderas, Antonio Orozco, Eva González, Sara Baras, los chefs Karlos Arguiñano y Ferran Adrià o futbolistas como Jordi Alba y Joaquín Sánchez son solo algunos de los nombres que forman parte de la lista de rostros conocidos que promueven la iniciativa solidaria ‘Ningún hogar sin alimentos‘. Se trata de una acción solidaria de recogida de donativos en favor de los Bancos de Alimentos, afectados por el desabastecimiento, que con mucho esfuerzo ha conseguido una cifra de casi 2,5 millones de euros.

Pero este dinero no nace ni mucho menos de la nada. Esta acción está impulsada tanto por CaixaBank como por la Fundación La Caixa y ha logrado que en varias semanas se consiga 1,5 millones de euros, cifra a la que hay que sumar otra cantidad. Y es que como respuesta a la buena acogida de la campaña y a la acuciante emergencia social, la Fundación ”la Caixa” decidió aportar un millón de euros adicional a la iniciativa, convirtiéndose en la mayor donación a las entidades de reparto de alimentos durante la crisis del coronavirus.

Hasta el momento, más de 23.000 donantes se han unido a la campaña de recaudación, que sigue abierta, realizando una donación a través de los canales operativos de CaixaBank; por Bizum, en el número 38014; enviando un SMS con la palabra «ALIMENTOS» al 38014; o en la web ningunhogarsinalimentos.org.

De hecho, los famosos anteriormente mencionados, han compartido imágenes en sus redes sociales en las que aparecen con un alimento y retan a otros compañeros de profesión o amigos conocidos para que den a conocer esta iniciativa en sus perfiles. Desean conseguir la respuesta de la ciudadanía para así ayudar a quien más lo necesite. La crisis sanitaria ha afectado a muchísimos puestos de trabajo, por lo que la economía de millones de hogares ha sufrido un varapalo del que está costando recuperarse. De este modo, se aporta un granito de arena a la situación actual que vivimos por culpa del coronavirus.