En su nuevo canal de Youtube, ‘Milenio Live’, el periodista explicado que acepta críticas y comentarios, pero no está dispuesto a aceptar ataques injustificados.


Iker Jiménez ha anunciado en «Milenio Live», su espacio de Youtube, que tomará acciones legales contra quienes carguen contra su labor en su actual programa en las redes sociales. El periodista y su mujer, Carmen Porter, han decidido emprender medidas ante todos aquellos ataques que consideren «injurias y calumnias».

El famoso presentador de «Cuarto Milenio» y su pareja han dejado claro en su actual programa digital que distinguen «entre opiniones, calumnias e insultos». «Una cosa es la opinión. Otra cosa es el insulto, la calumnia. Somos periodistas. Llevamos años y años trabajando. La calumnia y la difamación es diferente. Cuando el público milenario siente que se meten para mal con este concepto de lo que hacemos van como Atila y los hunos. Os habéis metido con una gente que considera esto como algo suyo. Por encima de los temas nos gusta la emoción auténtica. Esto es otra cosa».

«Actuaremos con la ley en la mano»

Jiménez ha hecho referencia a personas a las que él, junto a su compañera sentimental, ha brindado su apoyo, tanto «personal como económicamente». «He tenido amigos que me han traicionado de formas muy tremendas, con acusaciones tremendas», ha confesado. Algunos, incluso, han emprendido «campañas» contra él.

«Cuando has cruzado el perfecto límite de la injuria y la calumnia… veremos. Actuaremos como demócratas, con la ley en la mano y con el mejor equipo de especialistas que existe para que quien haya calumniado, quien haya difamado y quien haya mentido se resuelva eso donde tenga que resolverse. No voy a batallar. Cada uno que opine libremente. Pero no permito que a mi equipo y a mí se nos insulte de manera orquestada», ha añadido. El presentador ha manifestado que algunas de estas acciones legales ya están en marcha.

Jiménez y Carmen Porter advierten de batallas «con nuestros abogados»

Iker Jiménez tampoco ha hecho mención a la persona (o personas) que podrían estar incurriendo en tales «calumnias» e «insultos», pero a la vista de su mensaje, está dispuesto a defenderse contra cualquier agresión en su actual labor profesional. «A veces me he equivocado, pero nunca he mentido conscientemente«, ha señalado.

«Durante 20 largos años he mantenido que mido muy bien en la vida, que es no hacer ni caso, no meterme con la gente que insulta. En mi vida he ganado las cosas por mi trabajo», ha dicho.

Porter, por su parte, ha dicho que «primero habrá batalla en las redes y luego con nuestros abogados». La periodista ha añadido: «Hay tanta gente a nuestro alrededor que nos hace brillar que mantienen todo esto que hacen bueno a Live y a ‘Cuarto Milenio’. No conozco una mala persona dentro del equipo. Puede sonar raro, pero es que en nuestro equipo no hay mala gente».

La crisis del coronavirus ha afectado seriamente a Iker Jiménez en el ámbito profesional. A finales del pasado mes de marzo anunció el cierre de las grabaciones de sus próximos programas de «Cuarto Milenio» por culpa del avance de la pandemia. Así, después de 15 años en antena, decía adiós uno de los espacios estrella de las noches de la televisión. “La batalla del coronavirus también nos pasa factura. ‘Cuarto Milenio’ deja de emitirse”, anunciaba Jiménez a su audiencia.

Ante el cierre de ‘Cuarto Milenio’ siguen trabajando en Youtube

Sin embargo, la experiencia del periodista en los medios de comunicación no le ha hecho quedarse quieto. Mientras el Estado de Alarma sigue en vigencia, -de momento hasta el próximo 10 de mayo- él y su compañera siguen trabajando en ‘Milenio Live’. Un espacio en Youtube en el que abordamos cuestiones de actualidad relacionados con el Covid-19: desde la enfermedad en los niños a los problemas de sueños y depresión que aparecen como consecuencia del confinamiento o la «polémica de las autopsias de China, Italia y España». El canal cuenta con 714.000 suscriptores, muchos de ellos, como es lógico, son espectadores que llevan años siguiendo a Jiménez en televisión.

En esta nueva etapa, Iker y Carmen valoran más que nunca a la gente que los sigue. «Me siento tan orgulloso del club que somos. Ya no es que sepas más… Es qué tipo de personas son. Solamente un necio puede no querer darse cuenta de que esto es así», ha explicado. «El público sabe de qué códigos hablamos. Como decía en su época el polémico Dragó: ‘solo canto ya a quien escucha mi canción. A quien no, ¿para qué? El público ha compartido el momento mágico de la emoción real. Eso no se importa».

Hace unos días, el popular presentador especializado en casos de misterios anunciaba que había tenido que saltarse el confinamiento después de que una de sus mascotas sufriera un percance. «Hace unos días que no aparezco porque hemos tenido un susto muy grande con Tao, uno de nuestros peludos. Ha estado ingresado bastante grave y hoy por fin ha vuelto a casa. Necesita mucha medicación y todo nuestro cariño», explicaba.

La pareja, que tiene una hija de ocho años llamada Alma, comparte una pasión común por los animales. En casa, donde guardan cuarentena, viven con sus perros yorkshire, Tao y Merlín, así como con dos gatos.