Numerosos amigos y conocidos de Álex Lequio han arropado a sus padres en el funeral de su hijo Álex, fallecido el pasado 13 de mayo como consecuencia de un cáncer.


Un mes y medio ha pasado desde que Álex Lequio perdiera la vida después de dos años de lucha contra el cáncer que padecía. Hoy, por fin, sus seres queridos podrán dare n último adiós en su funeral. Un funeral organizado a conciencia por sus padres, Ana Obregón y Alessandro Lequio. La actriz ha sido la encargada de preparar todos los detalles de este servicio religioso que se ha celebrado a las 20 horas de este martes en la Parroquia Nuestra Señora de la Moraleja, próxima a la residencia que la presentadora tiene a las afueras de Madrid.

Una misa en la parroquia cercana al domicilio de Ana

La misa en homenaje al empresario, fallecido el 13 de mayo a los 27 años en Barcelona, se ha caracterizado por un ambiente de profunda aflicción. También ha estado marcado por las recomendaciones indicadas para la desescalada: capacidad máxima para tres personas en los bancos del templo y de seis en los bancos de mayor tamaño.

Terelu, una de las primeras en llegar al templo

Numerosos amigos, compañeros y familiares no han querido faltar a su misa funeral para darle el adiós que no pudieron darle tras su defunción y arroparse los unos a otros. Entre los primeros en llegar se encontraban Luis Rollán, Terelu Campos y los hermanos de Ana García Obregón, Juan Antonio y Javier.

Boris: «Aless era una mezcla perfecta entre Ana y Alessandro»

Asimismo, han asistido Alejandra Rubio, Fiona Ferrer, Pablo Casado, Cósima Ramírez, hija de Ágatha Ruiz de la Prada, Ramón García y su mujer, Patricia Cerezo, o Boris Izaguirre, quien ha recordado a Aless con unas bonitas palabras: «Para ellos es importante cerrar todo este dolor. Ambos han luchado con su hijo hasta el final. Aless era encantador y tan divertido como lo conocimos comiéndose las alcachofas. Una persona tan increíblemente espontánea y generosa. Era una mezcla perfecta entre Ana y Alejandro».

Alessandro, de riguroso luto

Alessandro llegaba a la iglesia vestido de negro y cubriendo su rostro con una mascarilla a juego. Negro íntegro para dar el último homenaje al segundo de sus tres hijos. Su mujer, María Palacios, accedía a la misma hora, pero ha evitado entrar a la vez que el italiano para quedar en un discreto segundo plano.

Ana, arropada por su hermana y Carolina Monje

Ana, por su parte, accedía a la iglesia acompañada de su hermana Celia y Carolina Monje, novia de Aless. Visiblemente triste y ocultando parte de su rostro con mascarilla y gafas de sol oscuras, su rostro era la viva imagen de la tristeza. A pesar de ello ha tenido un gesto con la prensa, a quien ha saludado antes de poner su mano sobre el corazón, en señal de afecto y agradecimiento. Este homenaje con tanto esmero ha preparado, supone un nuevo varapalo para ella. Una vez más tiene que enfrentarse al dolor de la pérdida de Aless. Y de nuevo le toca revivir su despedida. Aunque esta vez lo hará acompañada de todas las personas que formaban parte de la vida del joven.

Un día emotivo para los amigos y familiares de Aless

Álex Lequio falleció en plena la pandemia. Las restricciones de aforo en los espacios públicos impuesta ante la crisis sanitaria obligó a sus padres a celebrar un entierro en la más estricta intimidad. En su último adiós, que tuvo lugar en el tanatorio de La Paz unos días después de su muerte, solo estuvo presente un número reducido de personas.