A veces el destino es cruel. Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón, ha fallecido en un hospital de Barcelona después de luchar intensamente contra el cáncer a los 27 años. Es la misma edad que tenía Fernando Martín, el gran amor de la actriz, cuando perdió la vida en un accidente de tráfico hace 31 años.

El 13 de mayo quedará marcado a fuego en la biografía de Ana, quien ha perdido a su único hijo tras dos años peleando duramente contra la enfermedad. La actriz, presentadora y bióloga vive sus horas más difíciles. Desde hoy dejará de ver a quien era el motor de su existencia, el mayor de sus logros, su alegría de vivir. «Me ha dado una lección de vida increíble y me ha demostrado lo fuerte que es», confesaba en su última entrevista en televisión con Carlos Sobera en ‘Volverte a ver’.

El día más duro en la vida de Ana Obregón

Álex Lequio ha perdido su batalla para vencer al cáncer dos años después de que le diagnosticaran esta dolencia, en abril de 2018. Desde entonces, Ana se ha volcado por completo en su hijo. Para poder acompañarlo y atenderlo ha renunciado a sus últimos proyectos profesionales. Lo ha dado todo para estar a su lado y arroparle en la recta final de su enfermedad.

El pasado marzo, el joven era ingresado en un centro hospitalario de la ciudad condal para recibir un nuevo tratamiento. Las últimas ocho semanas han sido muy duras. Madre e hijo han estado más unidos que nunca, encarando con gran entereza esta última y dolorosa etapa en la vida del empresario. Pero, finalmente, se ha producido el fatal desenlace. La peor pesadilla de Ana se ha hecho realidad. Ha perdido a Álex, que apenas tenía 27 años.  Una cruel casualidad ha querido que dos de los hombres de su vida se hayan marchado en idénticas edades. Porque Fernando Martín, que fue su pareja durante cuatro años en los años ochenta, también falleció a la misma edad que Álex Lequio.

Fernando Martín murió en un accidente de tráfico a la misma edad que Álex

Fernando Martín perdió la vida con 27 años el 3 de diciembre de 1989. El jugador de baloncesto acudía a presenciar un encuentro entre Real Madrid y el CB Zaragoza. Un partido que no iba a poder disputar por sus conocidos dolores de espalda, pero sí iba a sentarse en el banquillo para apoyar a sus compañeros. Mientras conducía su coche por la M-30 madrileña, horas antes del comienzo de un partido del equipo blanco, el pívot se saltó la mediana e impactó contra otro vehículo. La colisión fue tan fuerte que causó su muerte en el acto.

El fallecimiento de Fernando Martín causó un gran impacto en la sociedad española de los 80. España perdía a uno de sus grandes ídolos del deporte. Un gran profesional del basket, un jugador excepcional que fue parte del Estudiantes y que incluso llegó a fichar en la NBA. En aquel trágico accidente en las Navidades del 89 se fue uno de los ídolos de una década dentro y fuera de las canchas. Su pérdida fue también un durísimo trance para Ana Obregón, quien no ha dejado de llorarlo en estas tres últimas décadas.

El jugador de baloncesto, siempre en el recuerdo de Ana Obregón

La muerte de Fernando dejó una profunda huella en Ana, que lo ha recordado infinidad de veces en sus redes sociales. «El recuerdo se convierte en el único paraíso del que no podemos ser expulsados. 💔 #10 #leyenda #30 años #fernandomartin», escribía Ana en su cuenta de Instagram con motivo del 30 aniversario de su fallecimiento, en diciembre de 2019.

«28 años echándote de menos»

Cada año, el día del aniversario de su muerte, la bióloga y actriz le dedica unas emotivas palabras. «Hoy hace 28 años que nos dejaste. 28 años sin ti. 28 años echándote de menos. Viendo esta foto después de tanto tiempo parecemos una familia feliz, pero la niña es mi sobrina @amaliaaresu . Nosotros no tuvimos tiempo, Fernando. #fernandomartin #grande #legend #realmadrid #realmadridbasket #amor #eterno», escribía en diciembre de 2017.

«Contigo en el corazón»

El recuerdo de Fernando Martín ha sido una constante en la vida de Ana. No hay una entrevista en la que no lo haya mencionado, siempre emocionada. En diciembre de 2016 también lo recordaba con una bonita foto juntos durante una escapada estival. «Esta foto la hizo mi hermana el último verano que pasamos juntos en Mallorca. Hoy hace 27 años que nos dejaste. 27 años sin ti, 27 años contigo en el corazón 💔 . Te subo a Instagram porque no quiero que nadie te olvide , que nadie por muy joven que sea sepa que existió un grande #realmadridbasket #eterno #fernandomartin #eterno10″.

A partir de ahora serán dos los ángeles que velarán por Ana desde algún lugar… Porque en su corazón permanecen, ya para siempre, los dos hombres que han marcado definitivamente su trayectoria.