La hija de Paz Padilla ha aprovechado que ha salido el sol en Madrid para enseñar su rostro al natural, sin trampa ni cartón… ¡y lleno de pecas!


Anna Ferrer Padilla es una de las ‘influencers’ más activas en las redes sociales. Cuenta con más de 666.000 seguidores, a los que cuenta no solo sus compromisos profesionales, también su día a día y sus planes familiares, con amigos y con su pareja, Iván. La joven normalmente se muestra tal y como es con sus fans, pero como muchos otros rostros conocidos, hace uso de los filtros de Instagram y el maquillaje para tapar las imperfecciones.

Eso nos impide ver cómo es su rostro al natural. Pero después de varios años trabajando en las redes sociales, la hija de Paz Padilla se ha atrevido a mostrar cómo es su rostro en realidad. Y ha dejado ver sus múltiples pecas. «Me he puesto tres minutos al sol y ya estoy llena de pecas», ha dicho ella misma de cómo está su cara tras salir al jardín para recibir un poco de vitamina D.

Esta es la cara real de Anna Ferrer Padilla… ¡llena de pecas!

© Redes sociales.

Aunque parece que no le disgustan del todo estas marcas que le salen en la cara, Anna Ferrer Padilla es de las que prefiere esconderlas cuando hace publicaciones en su perfil de Instagram. De hecho, solo hay que echar un vistazo por las fotos de su perfil para ver que las tapa con el maquillaje o con la edición posterior que hace de cada instantánea.

Normalmente le salen las pecas cuando sale el sol. El hecho de tomarlo hace que se active la melanina, que en muchas personas provoca que le salgan estas manchitas en la piel. Ella misma tuvo que salir en su defensa hace un tiempo cuando algunos de sus seguidores apuntaron a que se las hacía ella.

«¡Es así! En cuanto me da un pelín el sol se me notan mucho más, pero siempre las tengo», aclaraba Anna Ferrer en su Instagram hace un tiempo. Sin embargo, la explicación que dio ella misma no convenció a todo el mundo, ya que muchos se preguntaban por qué tenía pecas hasta en los labios.

Normalmente las esconde con los filtros o el maquillaje

© Redes sociales.

Anna Ferrer Padilla es muy fan de los tratamientos de belleza. El hecho de tener una piel sensible hace que tenga especial cuidad en hacerse una limpieza de rostro cada día. Con esto ha conseguido no tener granitos. Lo único con lo que tiene que tener especial cuidado es con sus pecas, que cuando empieza el buen tiempo, se activan. Esto es algo que no ha heredado de su madre, que aunque tiene algunas marquitas, propias de la edad, no tiene pecas.