La presentadora de ‘Animales Nocturnos’ ha querido dedicar el arranque de su programa a hacer un homenaje a Paz Padilla y su marido, Juan Antonio Vidal, tras la muerte de este.


Cristina Tárrega ha querido dedicar el arranque de su programa, ‘Animales nocturnos’, a su compañera y amiga Paz Padilla, que perdía a su marido, Antonio Juan Vidal, el pasado sábado después de una dura enfermedad. La humorista y presentadora de ‘Sálvame’ ha recibido durante estos últimos días el cariño y el apoyo de todos los compañeros de trabajo, incluso el de Cristina, que ha sorprendido con un emotivo discurso.

«Buenas noches. Hoy me gustaría empezar con un homenaje a… más que a mi compañera a Paz Padilla, me gustaría hacerle un homenaje a él. Que no se ha ido, que estará ahí, que estará con nosotros en la Casa Puerta, en los Alcahuciles, los Chicharrones Fritos, en la Manteca colorá, en todos los lugares… en ese rincón de la Tacita de Plata, en cada esquina estará él», empieza diciendo Cristina Tárrega con emoción.

Un emotivo homenaje

Ha querido, además, lanzar un mensaje a Paz para hacerle saber que todos están a su lado. «Ellos no se van nunca, están cerca, con nosotros, y ahora será un animal nocturno más», comentaba segura de que Antonio Juan Vidal permanecerá para siempre en la vida de todas las personas que lo conocían.

Kiko Matamoros ha sido el invitado para la nueva entrega de ‘Animales nocturnos’, que precisamente trabaja con Paz Padilla en ‘Sálvame’. Cristina le ha preguntado si ha podido hablar con ella durante las últimas horas: «No he tenido oportunidad de hablar con ella, pero le mandé un mensaje», ha comentado el colaboradora.

«A ella y a mi nos une lo mismo», comenta Cristina

Cristina, que mantiene contacto con Paz de manera habitual, no dudó en escribirle antes de empezar, a sabiendas del pequeño y emotivo homenaje que le iba a hacer: «Le he dicho que pusiera el programa porque hoy arranco con algo para él, a ella y a mí nos une lo mismo, tengo un marido gaditano, nos une Cádiz, y yo amo esa tierra muchísimo», terminaba diciendo.

El momento más delicado de Paz Padilla

El pasado sábado, Paz Padilla recibía uno de los golpes más duros de su vida tras la muerte de su marido a los 53 años, solo unos meses después de que falleciera su madre. La presentadora de televisión ha perdido al amor de su vida y se despedía de él el pasado lunes en un entierro muy especial en Zahara de los Atunes, Cádiz. Durante los últimos días se había ausentado del trabajo para estar junto a él, pero sin desvelar a la gran parte de sus compañeros de trabajo el motivo de su ausencia.

A ellos les ha dedicado precisamente unas palabras en las últimas horas. Horas después de celebrar su funeral, la humorista y presentadora mantuvo una conversación telefónica con su compañera Carlota Corredera. En su charla con la gallega se sinceraba sobre las últimas horas, en las que ha estado arropada por sus seres queridos.

«Me llamó por teléfono. Estuvimos hablando mucho rato, no voy a detallar de qué hablamos. Ella es tan celosa de su intimidad que espero que cuando ella esté preparada pueda ver el programa que le hicimos ayer, se emocione viéndole y le transmitamos el cariño que podamos darle. Mucha gente la llamó y le dicho que fue un programa muy bonito y llamó para darnos las gracias», revelaba.

«Es lo mínimo que podemos hacer», admitía la periodista. «Ella cuando vuelva sabrá si quiere contar este capítulo tan complicado de su historia de amor con Antonio. Yo con lo que me he quedado clarísimamente es con mucho orgullo. Le ha dado un ejemplo a su hija y ella tiene la paz de haber hecho lo que tenía que hacer. Y eso le da mucha fuerza para recorrer el camino que tiene que hacer», señalaba.

Lo único que Carlota Corredera ha destapado de su conversación con Paz ha sido la sincera petición que ésta le ha hecho: «Espero que todo el mundo entienda mi decisión de no contar lo que me pasaba, pero ahora tengo el cariño de mi familia de ‘Sálvame’. Ahora es cuando os necesito de verdad».

El homenaje de Anna Ferrer

Anna Ferrer Padilla, hija de Paz Padilla, aún sigue rota de dolor tras la muerte del marido de su madre. La joven, que no ha dejado sola a su progenitora ni un instante, ha compartido con sus seguidores la tristeza ante la pérdida de Antonio Juan Vidal. Sentía un enorme afecto hacia él y así ha dejado constancia en su cuenta de Instagram.

«Me gustaba la familia que formábamos», escribía Anna en su perfil junto a una foto suya con Antonio el día de su boda con Paz, que se celebró en octubre de 2016. «Nunca podré agradecerte todo lo que me has enseñado. Sé que nos seguirás cuidando como siempre hacías. Avanza, te quiero».