Si hay una familia del mundo celeb a la que le gusta reunirse para celebrar esa es la Campos. Esta navidad no ha sido una excepción y María Teresa Campos ha reunido a sus dos hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, y a los suyos para pasar juntos una Nochebuena muy esperada tras un año bastante complicado.

Las Campos, en casa de Terelu Campos para pasar la Nochebuena

Terelu Campos

Una tradición navideña que ha tenido una excepción y es que, en vez de ir a la casa de María Teresa, se han reunido en el dúplex que Terelu tiene en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón y que, como la vivienda de su madre, también tiene colgado el cartel de ‘Se vende’. Hasta allí han llegado todos los miembros de la familia con la intención de disfrutar juntos de la velada.

La primera en llegar, alrededor del mediodía, era María Teresa Campos, esquiva con la prensa y sin parar el coche a la puerta. Al volante estaba su chófer, Gustavo, y el gran ausente era su novio, Edmundo Arrocet, que pasó la Nochebuena en otra parte.

El resto de la familia si se unió. Carmen Borrego y su marido, José Carlos Bernal, y su hija hacían su aparición sobre las 20:30 de la noche y, al contrario que la veterana periodista, ella sí que se bajó del coche para atender a los medios. “Al 2020 le pido salud para mí y todos los míos”, dijo la colaboradora televisiva, que desveló que pasarán la Nochevieja con Rocío Carrasco y su marido, Fidel Albiac.

La más ‘tardona’ fue Alejandra Rubio, que llegó junto a su novio, Álvaro Lobo, sobre las 21 de la noche. Guapa y a juego con looks en negro, la pareja bromeó sobre cuántas stories acabarían subiendo a las redes sociales bailando y cantando. Y es que si en esta noche tan especial faltó Edmundo Arrocet, en estos días Terelu se ha rodeado de un gran amigo que, como el novio de su madre, sabe cómo hacer para entretener a todo el mundo.