Diego Matamoros tiene la esperanza de que Laura Matamoros le pida perdón

Diego Matamoros dice estar "tranquilo por sus problemas familiares", porque siguen igual. No se habla con Makoke, su padre o Laura Matamoros, pero con su hermana tiene la esperanza de que ella le pida perdón por el daño que le ha hecho

Diego Matamoros ha sido uno de los muchos famosos que acudieron este miércoles a ver el estreno de ‘Dumbo’, la adaptación a la vida real de uno de los grandes cásicos Disney. Lo hacía contento, muy sonriente y con ganas de hablar con la prensa, aunque según se iban sucediendo las preguntas, su rictus poco a poco se iba torciendo y tornándose más triste.

Diego Matamoros asegura estar “muy tranquilo respecto a los problemas familiares”, básicamente porque nada ha cambiado. Con Makoke nunca tendrá interés de acercar posiciones, menos después de decir que ella le produce una mezcla entre “pena y asco”.

Diego Matamoros responde con mucha dureza a Makoke

Las palabras más duras de Makoke hacia Diego Matamoros

Makoke se hace un nuevo retoque estético para poner al mal tiempo, buena cara

Diego Matamoros habla del embarazo sospechoso de Makoke

Con su padre, Kiko Matamoros, la situación es la misma: nula. Sin embargo, Diego Matamoros ya lo valora con menos dolor y desde una distancia que le protege de futuros daños: “Con mi padre no hay nada, ningún acercamiento. De hecho, no creo que nunca lo haya. Los dos estamos mejor separados. Es mejor así”, confiesa.

No obstante, no es lo mismo que siente por su hermana, Laura Matamoros, con la que tampoco mantiene contacto directo desde que hace ya casi un año rompieran lazos y dejasen de defenderse mutuamente. Diego Matamoros lo tiene claro, es Laura quien “tiene que dar el paso y darlo de verdad”. Con esto se refiere a que le pida perdón por el daño que le hizo.

Las cosas están complicadas, aún así sabe que con su hermana la relación puede salvarse, porque tiene constancia de que Laura sigue preocupándose por él: “Ella pregunta todo el rato por mí a mi madre y mis hermanas, les pregunta cómo estoy y ellas me lo dicen. Puede preguntarme a mí, pedirme perdón… porque al final del todo somos familia. Me ha molestado que me haya dado de lado, pero los dos somos mayores y puede descolgar el teléfono y quedar”.