Diego Matamoros y Makoke compartieron una fiesta en un restaurante de Madrid y dos semanas después aún hay polémica por su encuentro fortuito. Él ha querido dejar las cosas claras para que no haya malentendidos sobre su relación con ella


“Han firmado la paz” o “se van de cena juntos” son algunos de los titulares que han acompañado estos días a Diego Matamoros y Makoke, ante la sorpresa de que el pasado día 29 de noviembre, el hijo y la exmujer de Kiko Matamoros coincidieran en el mismo restaurante de Madrid para cenar junto a sus respectivos amigos. Mucho se ha especulado sobre lo que pasó en el interior del local y sobre la posibilidad de que estos enemigos públicos hayan dado un paso al frente para solucionar sus problemas, que vienen de muy lejos. Pero Diego Matamoros se ha cansado de tantas habladurías y ha querido poner fin a tanto dime y diretes, dejando claro lo que sucedió entre él y la mujer que estuvo al lado de su padre durante dos décadas y que, según ellos, fue la culpable del fracaso del matrimonio de sus padres.

Diego Matamoros y Makoke se lo pasaron bien en este conocido restaurante de Madrid. Incluso disfrutaron de un espectáculo entre plato y plato, eso sí, cada uno en su mesa. Ahora bien, todos eran buenos conocidos, pues había muchos rostros habituales de Telecinco y el cruce entre mesas era constante. Pero, ¿también entre el hijo y la ex de Matamoros? Pues eso es lo que ha querido dejar bien claro Diego Matamoros, que parece que no recibe de buen grado que se especule con una reconciliación con la mujer a la que acusa de haber destruido su familia 20 años atrás.

Nada de treguas, nada de buen rollito y, por supuesto, ni tan siquiera cordialidad. Vea el vídeo en el que él explica qué sucedió realmente en el interior de ese restaurante y, de paso, cómo lleva la guerra que su padre mantiene aún abierta contra su hija, Anita Matamoros, con la que podría reconciliarse en breve si siguen respetando la tregua de no agresión impuesta desde hace varias semanas.