La pareja de Álex Lequio, Carolina Monje, ha sido preguntada en Barcelona sobre cómo afronta el día en el que él hubiera cumplido 28 años.


Tres semanas después de que falleciera Álex Lequio, su pareja, Carolina Monje dejó atrás la ciudad en la que ambos habían asentado su amor. En Madrid compartían piso, pero tras su partida la joven empresaria recogió todas sus pertenencias y puso rumbo a su lugar natal. Volvió a Barcelona junto a los suyos para enfrentarse a la vida sin él. Y, aunque la batalla está siendo difícil, este martes 23 es todavía más si cabe complicado para ella. Su gran amor, Álex Lequio, debía soplar las velas en esta fecha, pues hubiera cumplido 28 años rodeado de sus seres queridos. Sin embargo, no ha sido posible. Después de los tiernos mensajes que tanto Ana Obregón como Alessandro Lequio le han dedicado a su hijo a través de sus redes sociales, Carolina Monje ha sido preguntada por los micrófonos de Europa Press sobre cómo afronta este día.

La joven ha agradecido el apoyo de los periodistas, pero ha preferido guardar silencio sobre el momento que está viviendo tras el fallecimiento de su pareja. De hecho, en su Instagram tampoco ha hecho público ningún mensaje al respecto. Algo que no es extraño en ella, ya que nada más publicar una carta hacia Álex hace ya más de un mes, decidió borrar la misiva. Entonces, no pudo evitar que sus palabras coparan titulares. En ellas, se reflejaba a la perfección el amor que Carolina sentía hacia Álex, así como lo especial que había la relación sentimental que habían mantenido durante más de dos años. Una etapa en la que tuvieron que lidiar con su enfermedad, pero en la que demostraron que las adversidades tan solo habían fortalecido su bonita historia.

«Nos has dado una lección de vida a todos los que te rodeábamos, por todo lo que derrochabas; fuerza, felicidad, amor, sentido del humor, carisma, inteligencia, sabiduría, saber estar, amigo de tus amigos y lo mejor de todo, es que eres y serás el mejor novio que nadie podría desear», dijo Carolina en su despedida a Álex. Más de un mes después de esta misiva Carolina trata de volver a la rutina y seguir con su trabajo en la ciudad condal. La joven tiene una firma de ropa y, a pesar de que en su cuenta oficial no hay ningún tipo de actividad, por el contrario la de su tienda sí que cuenta con novedades. Tras muchos días sin ningún movimiento en la misma, a comienzos de junio, Carolina retomó las riendas de su trabajo.

Se desconoce cuál ha sido el trato entre los padres de Álex Lequio y Carolina después de que falleciera, no obstante, poco después de la pérdida del joven, su pareja quiso agradecer a Ana y Alessandro haber formado con su hijo el equipo perfecto. Está previsto que el día 30 de junio tenga lugar el funeral de Álex Lequio en una parroquia de Madrid muy cercana a la casa que Ana Obregón posee en La Moraleja y quizás sea el lugar en el que se reencuentren muchos de los seres queridos del joven.

Será a las 20 horas en la parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja en Madrid, funeral al que acudirán todas las personas que no pudieron hacerlo tras su muerte por la crisis sanitaria en la que estaba inmersa el país. No obstante, en un principio está previsto que su carácter sea íntimo, por lo que todos los asistentes serán muy cercanos al hijo de Ana y Alessandro.

Ana Obregón se está refugiando en la fe

Cuando se ha cumplido ya un mes de la muerte del joven, Ana Obregón continúa con su encierro, apoyándose en sus hermanas, Celia y Amalia, que se han convertido en un pilar fundamental para la actriz en estos momentos tan complicados a los que se está enfrentando. Desde que llegó de Barcelona, donde estaba hospitalizado su hijo y donde perdió la vida, han sido muy pocas las ocasiones en las que la intérprete ha sido vista públicamente.

Desde el entierro de su primogénito, Ana Obregón se encerró en su casa de La Moraleja, donde sí ha recibido el cariño de sus familiares y la visita de todos ellos, incluida la de Alessandro Lequio y su actual pareja, María Palacios. Ahora, la actriz decide comenzar, en la medida de lo posible, a volver a retomar su vida y ha salido de su encierro. En el interior de tu revista favorita de la semana pasada, veíamos unas imágenes de Ana Obregón acudiendo a la iglesia.