Carlos Algora, uno de los tentadores de ‘La isla de las tentaciones 3’ ha sido detenido por un presunto delito de abuso sexual.


El programa ‘La isla de las tentaciones’ va ya por su tercera edición y sigue siendo un éxito. De cada edición salen cada año algunos rostros que consiguen convertirse en personajes no solo de la actualidad, también de algunas sonadas polémicas. Es el caso de Carlos Algora, que en la emisión actual del programa mantiene una relación sentimental con Lola, pareja de Diego.

El sevillano ha sido detenido junto a dos amigos este martes por una supuesta participación en abusos sexuales. A los tres se les investiga por haber presuntamente abusado sexualmente a una joven francesa el pasado 13 de febrero en una fiesta ilegal en Colmenarejo, Madrid.

Carlos fue arrestado este martes en Las Palmas de Gran Canaria, donde se encontraba de viaje con otros concursantes del programa. La víctima, que denunció en el cuartel de la Guardia Civil que había sufrido abusos sexuales por parte de varios individuos sin su consentimiento, asegura que podrían haberla intoxicado con alguna sustancia estupefaciente.

Carlos (‘La isla de las tentaciones’) ha sido detenido en Canarias

© Telecinco.

Junto a Carlos, se ha detenido a dos amigos del empresario, pero en Sevilla. La fiesta en la que supuestamente se conocieron era ilegal -hay que destacar que actualmente no se pueden llevar a cabo fiestas por las restricciones del Covid-19- y tuvo lugar en Madrid. Allí estaban presentes además de Carlos otros concursantes del programa de Mediaset.

El empresario sevillano de 34 años no se ha pronunciado al respecto en sus redes sociales, donde es muy activo. De hecho, en los últimos Stories que ha compartido en Instagram algunos de los momentos que está viviendo en Canarias, donde precisamente ha sido detenido en las últimas horas. Carlos ya no mantiene ninguna relación laboral con ‘La isla de las tentaciones’ ni con la productora del programa, ya que esto se grabó el pasado verano. 

Su comentado romance con Lola

Lola, pareja de Diego, empezó sintiendo cosas por Simone. Después de varios días, dejó de interesarse por él y empezó a entablar una amistad con Carlos. Antes de acudir a la hoguera de confrontación con su pareja, Lola se rompía al recordar lo que hizo en la cama con Carlos: «No paro de tomar malas decisiones aquí. Siento que me he perdido, que no sé qué narices estoy haciendo con mi vida. No sé por qué me no controlo y hago lo primero que se me pasa por la cabeza. Hice cosas con Carlos de las que no estoy orgullosa. Quiero que me trague la tierra, me voy a morir de vergüenza. Carlos es como un amigo que me atrae. Me arrepiento por hacerlo aquí, de la manera que lo hice, por Lucía, por Diego«.  Tras la hoguera, Lola y Carlos decidieron dar un paso más y se besaron bajo la atenta mirada de algunos de los integrantes de Villa Montaña. Y la relación sigue adelante por ahora. Habrá que esperar a las siguientes entregas para ver cómo termina esta historia ¿de amor?