Analizamos los destalles que hemos encontrado en el vestido de Ana Obregón con su hijo, Álex Lequio, en el día de su despedida


Este martes ha sido uno de los días más complicados para Ana Obregón. Más de mes y medio después del fallecimiento de su hijo, Álex Lequio, a consecuencia de un cáncer con el que llevaba batallando varios años, tuvo que enfrentarse de nuevo a ese dolor. A las 20.00 horas de la tarde, se celebró en la Parroquia Nuestra Señora de la Moraleja, próxima a la residencia que la presentadora tiene a las afueras de Madrid, la misa funeral en honor a Álex Lequio. Un servicio religioso que estuvo preparando la propia Ana Obregón para que todos sus amigos y familiares pudieran despedirse de él.

Los gestos en la vestimenta de Ana Obregón

De riguroso luto, todos fueron desfilando por las inmediaciones hasta llegar a la Parroquia. Ana Obregón tuvo muy presente a su hijo en todo momento e incluso en su vestimenta. La actriz apostó por un diseño exclusivo de Alejandro de Miguel que se realizó para la ocasión. Obregón quiso volver a hacer alarde de su elegancia y de su glamour, que es como a su hijo le gustaba verla y le hubiera gustado que así fuera en su último adiós. Pero la polifacética artista quiso imprimir en el espectacular vestido negro con mangas de tul transparentes varios detalles que quedarán para el recuerdo del diseño.

El vestido lucía una gran lazada en la parte delantera en tejido raso. Junto a este se podía ver bordada la palabra Aless, que era la manera cariñosa en la que llamaba a su hijo. Pero no fue el único homenaje que Ana Obregón tuvo hacia su hijo. Tal y como la normativa manda, actualmente la mascarilla es obligatoria en espacios cerrados y cuando no se pueda mantener la distancia social de metro y medio que impone el Gobierno.

Por este motivo, todos los presentes portaban sus mascarillas y Ana quiso lucir un diseño especial y con homenaje al joven empresario. La actriz llevaba también una mascarilla en negro pero con dos bordados en rojo. A la derecha, la inicial de su hijo, A; mientras que al lado izquierdo un corazón. Obregón quiso homenajear en todo momento a su hijo en el último adiós al joven empresario casi dos meses después de su fallecimiento.

Cabe recordar que Álex Lequio falleció en mitad de la pandemia y con las restricciones de aforo que marcaba la desescalada. Por este motivo, fue un número reducido de personas el que acudió al entierro del joven, que tuvo lugar en el tanatorio de La Paz unos días después de su fallecimiento. Fue unos días después cuando conocimos la intención por parte de la actriz de realizar esta misa funeral para que todos sus amigos, compañeros y familiares pudieran darle un último adiós y apoyarse y arroparse los unos a otros.