Después de tres años y medio de relación, la sevillana y su novio se convertirán en marido y mujer. Te contamos dónde y cuándo.


Solo quedan dos meses para que Anabel Pantoja se convierta en una mujer casada. Después de haber tenido que posponer el enlace en dos ocasiones por culpa de la pandemia, la sobrina de Isabel Pantoja contraerá matrimonio con Omar Sánchez. Y aunque la colaboradora de ‘Sálvame’ ha procurado mantener en secreto tanto la fecha como el lugar de celebración de la boda, lo cierto es que ya se han desvelado estos importantísimos datos.

Una boda civil en La Graciosa

Respecto al «cuándo», queda despejada la duda. Será la primera semana de octubre cuando la joven dé el ‘sí, quiero’ a su pareja, con la que lleva tres años y medio de relación. También se ha zanjado el «dónde». Aunque en un principio se había especulado con la posibilidad de que la ceremonia tuviese lugar en Gran Canaria, donde viven, finalmente han elegido la isla de La Graciosa para que tenga lugar su boda civil. Así lo ha adelantado Pepe del Real en ‘El programa del verano’.

Instagram

La Graciosa, uno de los lugares más populares de las Canarias por sus espectaculares paisajes, reúne los requisitos que buscaban Anabel y Omar para su enlace. Y es que para la sevillana, preservar su intimidad en su día más soñado es una prioridad.

La isla, que forma parte del archipiélago de Chinijo -un conjunto de tres islas mayores y pequeños islotes que conforman el Parque Natural del Archipiélago de Chinijo- es la más grande y la única habitada (700 habitantes) de este archipiélago. Está separada del extremo norte de Lanzarote por una estrecha franja oceánica de un kilómetro. El único acceso posible es en barco, desde el puerto lanzaroteño de Órzola. Esto permite un mayor control de los invitados, cuyos nombres siguen siendo una incógnita. Además, la escasa población del lugar facilita la ansiada privacidad con la que sueña Anabel para su gran día. Se minimiza así la posibilidad de mantener a raya a las miradas indiscretas.

«Es una boda íntima, voy a invitar a los míos»

En el entorno de Anabel se mantienen prudentes, de momento, sobre la boda. «Yo no sé hasta qué punto lo tendrás tan claro el tema de la fecha y todo. Si tienes esa información me parece muy bien, pero no te puedo decir nada», ha señalado Chabelita cuando le han preguntado por el tema.

Ahora la gran incógnita es conocer la lista de invitados de la andaluza. Ella ya ha adelantado que quiere una celebración íntima y con pocos testigos… solo la gente que de verdad importa. «Es una boda íntima, yo voy a invitar a los míos y él a los suyos. A mí me encantaría que vinieran todos, pero sé que es imposible», ha la futura novia, sin revelar si ha invitado a Kiko Rivera, enfrentado desde hace meses a su madre. «Cuando yo decidí casarme, elegí a Kiko de padrino, lo que pasa es que las circunstancias han cambiado».

Redes Sociales

No cabe duda de que la crisis sanitaria del coronavirus ha truncado los planes de Anabel Pantoja, quien antes de la pandemia confesaba que deseaba celebrar una boda multitudinaria en Sevilla, su tierra natal. Un fiestón muy al estilo Pantoja que, esta vez, tendrá que esperar. Es probable que la boda civil sea reducida, y que una vez que se liberen las restricciones de aforo ante la situación actual se anime a celebrar una boda religiosa como siempre ha anhelado: por todo lo alto.