Alejandra Rubio quiere mantener su vida personal en la más estricta intimidad, lo que ha llevado a cambiar la estrategia en referencia a su novio


Alejandra Rubio sigue inmersa en su faceta como colaboradora de ‘Viva la vida‘. A pesar de que ha vivido unos meses de un gran revuelo por sus enfados con su tía, Carmen Borrego, ahora parece que las aguas se han calmado en el clan Campos. Mucho más tranquila, la hija de Terelu Campos sigue acudiendo cada fin de semana a su puesto de trabajo donde además de su tía, también comparte plató con su madre. Pero, ¿qué es de su noviazgo de Álvaro Lobo? ¿Por qué la joven ha hecho desaparecer cualquier rastro de sus redes sociales? Alejandra Rubio cambia de estrategia y quiere centrar sus redes sociales únicamente en algo profesional e intentar dejar apartada su vida más personal.

Alejandra Rubio ya no comparte imágenes con su pareja

Hace un tiempo que Alejandra Rubio no comparte ninguna publicación junto a su novio, Álvaro Lobo. La pareja rompió su relación a principios del 2020 tras más de dos años de noviazgo, pero cinco meses después, se dieron una segunda oportunidad. El verano pasado, los vimos disfrutar de su amor por algunos de los rincones de nuestro país, y ambos se volvieron inseparables. Pero el hecho de tener vidas distintas fue lo que en un principio separó sus caminos. «Cada uno teníamos vidas distintas, teníamos que crecer mucho profesionalmente y ya está. Felices. No ha pasado nada raro ni nada extraño. Así que yo estoy muy bien y él supongo que también», aseguraba por aquel entonces la colaboradora.

Redes Sociales

El hecho de que Alejandra Rubio se ha convertido en un personaje mediático y ya en una fija de la televisión, podría haber sido el motivo que ha llevado a «esconder» su relación con el DJ. La pareja, que vive junta, quiere mantener su relación en la más estricta intimidad, aún siendo conscientes de que la joven es miembro de unos de los clanes más mediáticos de nuestro país. Esto podría haber supuesto que ella decidiera no mostrar más imágenes junto a su novio, Álvaro Lobo. 

Ha cambiado

De hecho, incluso también ha eliminado cualquier rastro de fotografías que ya tenía publicadas con anterioridad. Ha decidido archivar estas imágenes en las que posaba muy enamorada junto al DJ. Con esta drástica decisión, Alejandra quiere centrar su perfil de Instagram en su faceta profesional como ‘influencer’. De hecho, la mayoría de sus últimas publicaciones están centradas en este trabajo, promocionando algunos artículos o sorteando productos junto a algunas marcas de moda y belleza.

Si bien es cierto que a través de Stories muestra algo más de su día a día e incluso a veces comparte imágenes junto a su pareja, las publicaciones se han convertido en su herramienta de trabajo. Algo que obliga incluso a dejar de compartir las fotos más románticas junto a su novio, Álvaro Lobo.