Tras las declaraciones de Juan Muñoz cargando duramente contra José Mota al que acusa de ser mala persona, te contamos cómo está el cómico.


‘Cruz y Raya’ se extinguió hace 17 años, una ruptura laboral que terminó por desgarrar cualquier relación que existiera entre José Mota y Juan Muñoz. Aunque los espectadores no eran realmente conscientes de cómo había acabado su amistad, Juan se confesó hace tan solo unos días con SEMANA en una entrevista en la que cargó duramente contra Mota. Tanto que tanto el resto de medios de comunicación como las redes sociales se hicieron eco de sus declaraciones. El cómico se mostró muy dolido, ya que no había recibido el pésame por su parte tras la muerte de su madre, quien murió hace más de un mes. «Su corazón lo tiene en el banco. Estoy muy dolido con José. Me ha demostrado que es un mal tipo«, dijo terriblemente molesto. Entonces, todas las miradas se pusieron en José Mota, que ha preferido mantenerse en silencio tras el escándalo. No obstante, este medio ha podido saber cómo está el cómico y cuál es su decisión respecto a esta polémica de la que tantas personas permanecen pendientes.

José Mota Juan Muñoz
Gtres

José Mota permanece tranquilo y continúa centrado en su trabajo, faceta en la que ha conseguido destacar tras mucho esfuerzo y talento. Su decisión es pasar página y en ningún momento se ha planteado contestar a Juan Muñoz, una determinación ante la que le apoya toda la gente que le quiere. Aunque en el pasado sí que Mota podía sentirse dolido con Juan Muñoz ante estas acusaciones, ahora José Mota tiene claro que solo se enfocará en sus proyectos profesionales y en su familia. Ya hace más de 14 años que apenas tienen contacto y es que, tal y como ha podido saber esta revista, tenían maneras muy distintas de trabajar, no se supieron entender y Mota se cansó. Por ello, el humorista no quiere mirar hacia el pasado, sino centrarse en todos los contratos que ha firmado de cara a los próximos meses.

Según ha podido SEMANA, el primer impulso de Mota tras leer las duras acusaciones de Juan Muñoz hacia él fue responderle, sin embargo, al reflexionar él mismo y hablar con su entorno se dio cuenta de que Juan Muñoz «quería hacer ruido para volver a la palestra mediática». Aunque es cierto que el humorista no alcanza a entender el motivo por el que ahora Juan carga contra él, «no le han pillado para nada de sorpresa», nos dicen. «La relación es inexistente desde hace mucho tiempo. No hay contacto de ningún tipo, pero no hay motivos para que diga eso de él», continúa otra fuente. Según cuentan a SEMANA, Mota «podría hablar largo y tendido sobre Juan, pero, por ahora, no lo va a hacer y el silencio va a ser su única respuesta». Según nos dicen, se va a agarrar a aquello de «no hay mayor desprecio que no hacer aprecio».

A pesar de que Juan Muñoz tachó a Mota de «rencoroso«, «prepotente» e incluso ha llegado a decir que nunca fueron amigos para sorpresa suya, el cómico no quiere entrar a valorar qué le parecen sus declaraciones. Aunque décadas atrás se convirtieron en uno de los tándem con mayor peso sobre los escenarios, siendo para muchos el mejor dúo de humoristas en nuestro país, con el tiempo la vida separó sus caminos para siempre. Tal es la distancia que existe a día de hoy entre ellos que Mota, según Juan Muñoz, le tiene bloqueado en WhatsApp. Una confesión con la que queda más que claro que su amistad se evaporó, así como las chanzas y el carcajeo que tantas veces mostraron en la pequeña pantalla cuando todavía eran un único equipo.

Mota Juan Muñoz
TVE

Si bien José Mota continúa al frente de varios programas de televisión en los que hace gala de su humor, Juan Muñoz tiene varios proyectos que quizás se materializarán en los próximos meses. «No me falta para comer. Además tengo varios proyectos pendientes, un nuevo espectáculo de humor, una serie de televisión… Mi pareja, Bibiana Peiró, es la dueña de un hotel de cinco estrellas, el Gandía Palace», explicó a la revista SEMANA al querer saber más sobre si actual situación económica. La amistad de José Mota y Juan Muñoz comenzó en ‘la mili’. Sus personalidades eran dispares, pero compartían un humor que les unió hasta transformarse en los reyes de la comedia. Hasta finales de noviembre del 2007, año en el que anunciaron su separación y desde el que no ha vuelto a ser lo mismo para ninguno de ellos.