La colaboradora de televisión ha anunciado con tristeza que se ella y su marido, David Muñoz, se ven en la obligación de cerrar sus restaurantes.


El coronavirus sigue provocando consecuencias, que van a llevar a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, a convocar a los medios de comunicación a las 14.30 horas para hacer una declaración institucional. De hecho, el Gobierno podría estar estudiando el estado de alarma.

Cuando ya hay casi 4.000 casos de contagio confirmados y 90 muertes, la Comunidad de Madrid, que sigue siendo la zona con más casos de infectados por coronavirus, no para de tomar medidas para evitar que el número sigue aumentando. La última de ellas ha sido cerrar bares, restaurantes, discotecas, gimnasios y tiendas a partir de este sábado.

Pues bien, para nuestros rostros conocidos todas estas medidas les está animando a quedarse en casa y llevar a cabo las indicaciones del Gobierno. Es lo que ha hecho precisamente Cristina Pedroche y David Muñoz, que cuentan con dos negocios en Madrid: los restaurantes StreetXO y DiverXO.

Como no podía ser de otra manera, el matrimonio acaba de anunciar que tienen que cerrar los establecimientos por orden del Gobierno. «Ante la excepcionalidad de la situación generada por la pandemia de coronavirus, lo más sensato y responsable es que todos nos quedemos en casa para evitar la propagación de la enfermedad, por lo que cerramos temporalmente nuestros restaurantes DiverXO y StreetXO Madrid. Volveremos a abrir cuando sea seguro para todos. Quiero aprovechar para agradecer a nuestros héroes del sistema sanitario su esfuerzo y el impagable trabajo que desarrollan. Gracias a todos por vuestra comprensión. #YoMeQuedoEnCasa«, escribía preocupada en sus redes sociales.

Este mismo mensaje ha sido compartido por su marido. Por el momento, prefieren mantener la calma y esperar a que todo se resuelva para anunciar una fecha de apertura. Lo que está claro es que la situación ha llegado a un punto que ha obligado a los políticos a tomar decisiones para evitar que aumente el número de infectados.