Fabiola Martínez y Bertín Osborne han puesto fin a su matrimonio, fruto del que nacieron dos hijos. Te contamos datos desconocidos de la venezolana.


Fabiola Martínez desde hace varias décadas pertenece a la crónica social de nuestro país. Muy querida en España, la guapísima modelo aterrizó en el papel couché tras comenzar una relación sentimental con Bertín Osborne. Han estado 20 años juntos, sin embargo, este fin de semana confirmaron su ruptura matrimonial. Lo han intentado, pero según ellos mismos, no ha podido ser. Centrados en su familia y en pasar página, lo cierto es que son pocos los que conocen algunos ‘secretos‘ de la maniquí antes de que llegara a la vida del artista. Y es que, aunque su historia comenzó cuando ella tan solo tenía 26 años, tiempo atrás ella había dado varios giros a su vida. Entre ellos, empezar la carrera de Medicina, la cual terminó dejando dos años después para intentar ganar el concurso de Miss Venezuela por el estado de Zulia. No fue posible, pero eso no derribó ninguno de sus sueños y a partir de entonces se dedicó en cuerpo y alma al mundo de la moda.

Fabiola Martínez
Redes sociales

En el pasado lo tuvo claro, pero tras la enfermedad de su hijo Kike, quien tiene varias lesiones cerebrales, se arrepintió de haberla abandonado. «Por mi situación familiar de ahora sí. Pero he podido viajar, conocer mundo, culturas e idiomas. Ser modelo te enseña muchas cosas», dijo en ‘El Mundo’. Precisamente en esta etapa conoció al que fue su primer marido, con quien coincidió en Caracas y con el que solo duró un año de casada. Después de varios meses juntos vinieron a España y volvieron a su país natal para casarse, aunque en ese momento no esperaban cuál iba a ser su final.

Durante su etapa de modelo se sometió a varias operaciones estéticas, eso sí, no de todas se siente orgullosa. Una rinoplastia, una elevación de cejas y una liposucción son las tres intervenciones que ella misma ha relatado: «Me he operado de la nariz. También, cuando me presenté a Miss Venezuela, me levantaron las cejas sin mi consentimiento. Me hicieron un estropicio… Yo las tenía muy bien, pero me cogieron un punto en cada lado y parecía el demonio de Tasmania. También me hice una liposucción en las cartucheras y fatal». Su belleza era tal que participó en varios videoclips, no solo en las rancheras de Bertín Osborne. Ni mucho menos. Fabiola Martínez apareció en  ‘Agua dulce, agua salá’ de Julio Iglesias y en ‘Y si fuera ella’ de Alejandro Sanz, dos grandísimos artistas que han triunfado fuera de nuestras fronteras y junto a los que trabajó mano a mano en proyectos puntuales.

Instagram

Imagen de varias marcas, presentadora de televisión y actriz de telenovelas, Fabiola ahora está centrada en sus pequeños y en la Fundación de la que ella es presidenta, la Fundación Bertín Osborne. Allí ellos y su equipo tratan de orientar a los padres que han vivido una situación similar, un gesto que muchos anónimos agradecen infinitamente.