La que fuera concursante de ‘Gran Hermano 17’ va a operarse de la vista. «Ya no veo ni con gafas», admite.


Adara Molinero ha anunciado que acaba de tomar una importante decisión. Cansada de sus problemas de visión, ha hecho público en las redes sociales que próximamente pasará por una mesa de operaciones. El motivo concreto de su paso por quirófano es que cada vez ve peor. «Bueno, ya es oficial: ya no veo ni con gafas. Me ha seguido aumentando. Es muy necesario que me opere, pero ya«, ha explicado.

Está «tranquila» ante la operación a la que se va a someter

La que fuera concursante de ‘Gran Hermano 17′ ha asegurado que se siente «tranquila», ya que confía plenamente en lo que le han aconsejado los especialistas. Además, es un asunto al que debe poner fin los antes posible.

Telecinco

Fue hace dos años cuando la madrileña se percató de que sus dioptrías habían aumentado de manera considerable. Durante el verano de 2020 fue a la consulta de un profesional y este, tras diagnosticarle una miopía, le recetó unas gafas. Desde entonces la hemos visto en numerosas ocasiones llevar gafas, tanto en su perfil oficial de Instagram como en sus apariciones en los platós de televisión.

Se someterá a una intervención muy sencilla

Ante el empeoramiento de su estado, la que fuera novia de Gianmarco Onestini y Hugo Sierra lo tiene claro. Lo más conveniente para mejorar su calidad de vida es operarse. La cirugía a la que se va a someter es sencilla y suele realizarse de manera común en pacientes que, como ella, tienen dificultades para ver. Gracias a ella se logra un cambio permanente en la forma de la córnea. En consecuencia, mejora la visión y reduce la necesidad de usar gafas o lentes de contacto.

En el terreno personal, Adara sigue adelante su noviazgo con Rodrigo Fuertes, quien se ha convertido en alguien inseparable para ella. Aunque tiempo atrás tuvieron sus idas y venidas, ahora todo parece ir viento en popa entre ellos. Solo faltarían algunos pequeños detalle para colmar la felicidad de la joven… Ella ha confesado varias veces que quiere ser mamá de nuevo, pero su pareja no se animaba a dar el paso definitivo. Esto provocó un distanciamiento entre ellos al que han puesto fin. «Queremos tener un hijo más, pero dentro de dos años para que Martín sea un poco mayor», ha señalado recientemente refiriéndose a su hijo, en común con Hugo Sierra, que el próximo mes de febrero cumplirá tres años.

Desea celebrar su boda con Rodrigo Fuertes

Adara también sueña con casarse y celebrar una boda por todo lo alto. De momento, ella y su chico se lo están tomando con calma. Ahora, lo más importante para ellos es «fluir». Tiempo al tiempo.