En SEMANA te contamos en exclusiva cuál ha sido la consencuencia que más dolor ha producido en Rafael Amargo después de ser detenido por tráfico de drogas.


Al teclear «Rafael Amargo detenido» en un conocido buscador aparecen casi tres millones de resultados. La noticia traspasó fronteras, tanto es así que tanto en nuestro país como en el extranjero muchos medios se hicieron eco a comienzos de diciembre de que el bailaor había sido acusado de tráfico de drogas y organización criminal, dos delitos que pusieron su vida patas arriba. Fuera de los calabozos le esperaba su familia, sin embargo, el artista no imaginaba cuál sería para él la consecuencia más dura a la que debía enfrentarse tras su detención. Si bien los primeros días sus padres se convirtieron en sus fieles escuderos frente a las cámaras, lo cierto es que la relación con ellos no marcha tan bien como a él le gustaría. Según ha podido saber SEMANA, en la actualidad Amargo ahora no se habla con su padre, una situación ante la que se encuentran desolados.

Rafael Amargo
Redes sociales

«No se habla con su padre, con su madre sí. Se ha alejado de él porque le dice las cosas como son. A su padre hay cosas que no le gustan y le habla claro. Él es quien le está dando la espalda a mucha gente porque no quiere oír ciertas cosas», dice a esta revista alguien muy cercano a Rafael. Declaraciones que evidencian que la relación con su progenitor no pasa por su mejor momento. Florentino no apoya la actitud de su hijo en determinados asuntos, tampoco la gestión que ha hecho Rafael del escándalo provocado por su detención. Pero ¿tiene arreglo?, ¿hay posibilidad de reconciliación entre ellos? La respuesta es clara: «Es su padre y solo hay uno, pero ahora mismo no hay comunicación«. En la actualidad no hay entendimiento, pero todo apunta a que cederán y acercarán posturas, recuperando así la relación padre e hijo.

Sus padres estaban desesperados cuando el bailaor se pasó varios horas detenido y no pudieron hablar con él. Antes de que la jueza decidiera nada, ellos a su círculo más cercano les revelaban una esperanza en la que pocos creían. «No pierden la esperanza de que salga libre», espetaba su entorno sin cesar. Sus ilusiones se fueron a pique cuando se publicó que la Fiscalía pedía 12 años de cárcel para él sin fianza, no obstante, el día 3 de diciembre el titular del Juzgado de Instrucción número 17 de Madrid acordó su puesta en libertad, así como la de las otras tres personas que habían sido detenidas junto a él. Fue a su salida cuando se declaró inocente y confesó su plena intención desde ese momento. «Voy a romper las tablas», señaló Amargo ante los micrófonos que le esperaban.

Vídeo de Europa Press

Llama la atención la felicidad que siente Amargo cada vez que sale del Teatro de La Latina, espacio en el que se ha estrenado ‘Yerma’, la obra en la que tantas ilusiones había puesto. Ante los reporteros parece pletórico, pero ni mucho menos este es su verdadero estado cuando los focos se apagan y Rafael se va a casa. Está feliz por su trabajo, pero no por lo que está sucediendo fuera de todo ello. «Está de subidón, pero solo sobre el escenario. Realmente está frágil«, insiste alguien que conoce muy bien al granadino. A pesar de que en esta ocasión las ventas sí le acompañan, pues, según nos confirman, «la obra va muy bien y los23 números sí salen», no todo su entorno confía en que sepa organizar su economía. «Se respira incertidumbre porque al final no se sabe si va a surgir un embargo» y es que son muchos los giros que puede dar esta historia de la que todavía los lectores siguen muy pendiente.

Precisamente ese desconcierto ha llevado a que otros actores se replanteen su futuro en la obra e incluso lleguen a caerse del cartel. Blanca Romero ha sido quien no ha continuado trabajando con él, una bomba sobre la que se ha pronunciado aportando él más datos. Nos aseguran que su mayor preocupación es la inestabilidad, ya que para ella sería una incógnita si se seguirá haciendo y si cobrarán la totalidad.

GTRES

Cabe señalar que la carrera de Amargo ha estado repleta de diversos proyectos, aunque sus amigos y las personas que han trabajado junto a él no se extrañan de que las deudas hayan llamado a su puerta. Rafael no ha conservado ni cuidado sus ahorros, en especial, por ser demasiado espléndido con su círculo y así lo aseguran a SEMANA. «Él siempre ha sido muy generoso con la gente de su alrededor. Ni te lo imaginas lo que puede llegar a ser…», comentan a este medio.