La colaboradora ha asegurado que se encuentra mal y dolida y que tenía muchas ganas de ver a María Patiño.


Chelo García Cortés se ha sentado en ‘Sábado deluxe’ para hacer balance de su paso por ‘Supervivientes’. Asimismo, ha tenido que hacer frente a todas las cuentas pendientes que tenía con los colaboradores de ‘Sálvame’.

María Patiño no se lo va a poner fácil a Chelo García Cortés: historia del fin de su amistad

«Estoy mal, dolida. No entiendo los adjetivos que se me han dedicado. Nadie creía en mi como superviviente. Era mi sueño, he sido la eterna rechazada. Me dediqué a hacer un concurso. Tenía ganas de estar contigo y pedirte perdón. Cuando a mi me hacen la pregunta yo digo que a quien echo de menos es a Gema y a María. Creo que fue una pataleta. Lo primero que me dice Marta es que tengo que arreglar las tonterías con vosotras», explicaba la exconcursante de ‘Supervivientes’ en su entrevista en ‘Sábado deluxe’.

Patiño arrasa fuera de la tele y gana un premio internacional como actriz

«Marta ha recibido unos ataques inmerecidos. Los colaboradores han sido muy crueles con ella. No entiendo el continuo machaque de mis compañeros a Marta, mi mujer. Me ha contado el acoso y derribo que hemos recibido las dos. Me fui a ‘Supervivientes’ sin saber si Marta iba a poder defenderme. Ha sido la mejor defensora que he tenido. Ella tiene una enfermedad diagnosticada, me fui con miedo porque no sabía si podría aguantar», defendía Chelo.

«A Marta le han dicho vividora y mantenida, que vive de mi. Yo se lo he ocultado todo, le oculté que Mila Ximénez me había dejado dinero. Se lo he ocultado porque quería protegerla. Mila se ofreció a prestarme dinero y yo lo acepté», afirmaba.