Chanel hizo historia en Eurovisión. La cantante dejó boquiabierta a la audiencia con su espectáculo y, aunque todo el mundo deseaba en nuestro país que se alzara como ganadora, finalmente obtuvo el tercer puesto. Una posición que podría mejorar si se tiene en cuenta que seis países han denunciado que se cambió sus votos durante la gala, ya que los suyos fueron anulados. Y es que, al parecer, la Unión Europea de Radiodifusión modificó los votos de Azerbaiyán, Georgia, San Marino, Polonia, Montenegro y Rumanía por, según la versión dada, no cumplir con las normas de votación del festival, por lo que optaron por calcular sus puntuaciones «en base a los resultados de otros países con registros de votación similares».

Consideraron que se habían votado entre sí, siendo varios de ellos los que ya se han pronunciado. Ejemplo de ello Rumanía, que votó a Moldavia con 12 puntos, sin embargo, el sábado sus 12 puntos fueron a parar a Ucrania, país ganador del certamen. Indignados con este cambio inesperado y con que ni siquiera se lo comunicaran, han hablado alto y claro para decir públicamente cómo sucedió todo el pasado fin de semana. «Se votó en presencia de notario y se cumplió con las reglas impuestas por la organización. (…) La reglas se cambiaron durante el juego, sin que los participantes fueran notificados con antelación«, han dicho.

chanel

Una versión similar, pero con diferentes votos es la de Georgia y la de Azerbaiján. Ambos votaron a Ucrania, pero sus 12 puntos se les otorgaron a Reino Unido, lo que podría cambiar por completo el ranking final. De momento, hay países implicados que han pedido explicaciones y que no descartan tomar medidas para «corregir la situación». El eurodrama está más que servido, pero la UER se ha defendido de las acusaciones, intentando evitar que la sangre llegue al río. «La UER se toma extremadamente en serio los intentos por manipular las votaciones durante el festival de Eurovisión y tiene el derecho de eliminarlas, según dictaminan las normas, independientemente de si cabe que dichos votos influyan o no en los resultados», han comentado.

Los espectadores fueron testigos durante la final de que los representantes de varios países no pudieron aparecer en directo para dar sus resultados, pero se aseguró que esto era debido a «dificultades técnicas». Este giro inesperado de la historia no hace otra cosa que recalcular e imaginar qué hubiera sucedido si se hubieran tenido en cuenta únicamente los votos de cada país, pues España podría haber quedado segunda en vez de tercera en la lista. Rumanía asignó tres puntos a Chanel en vez de un punto como se dijo en el festivas y, además, no dieron ninguno a Reino Unido, en vez de ocho, cifra que se dio en directo. Estas cifras hacen pensar que si no se hubiese modificado el voto rumano, Chanel habría quedado segunda con 461 puntos y Reino Unido tercero con 458.