La pareja se daba el «sí, quiero» en junio de 2019 en la mansión del siglo XVIII que Lenny Kravitz posee en París. El enlace estuvo repleto de un sinfín de rostros conocidos.


Se les acabó el amor de tanto usarlo. Zoë Kravitz y Karl Glusman han puesto fin a su relación tras 18 meses de matrimonio. Fue el pasado 23 de diciembre cuando la hija de Lenny Kravitz solicitó el divorcio y tan solo unos días después el represente de la actriz confirmaba la ruptura a la revista ‘People‘.

© Gtres

La actriz de ‘Big Little Lies’ comenzó su relación con Glusman en 2016. Tres años más tarde, la pareja ponía el broche de oro a su relación con una boda de cuento de hadas en la mansión del siglo XVIII que posee Lenny Kravitz en París. El enlace estuvo repleto de rostros conocidos entre los que no faltaba la madre de la novia, Lisa Bonet. Asimismo, acudieron un sinfín de compañeros de profesión de la actriz. Entre ellos, Jason Momoa y las coprotagonistas de la serie de HBO, Reese Witherspoon, Nicole Kidman, Laura Dern y Shailene Woodley.

Zoë Kravitz reveló por sorpresa en una entrevista en ‘Rolling Stone’ que se acababa de comprometer con su chico. En concreto, la actriz explicó que Glusman tenía en mente hincar la rodilla y pedirle matrimonio en la ciudad de las luces. Sin embargo, este cambió de opinión a última hora y lo hizo en el salón de la casa en la que convivían para que todo fuera más íntimo.

Celebraron su aniversario de boda en medio de la pandemia

Redes Sociales

La pareja celebró su primer aniversario de boda en medio de la situación de emergencia sanitaria. En concreto, Zoë Kravitz compartió una imagen en blanco y negro del día de la boda y escribió un escueto título: «Un año». Su pareja fue más allá y le dedicó un precioso texto para celebrar esa fecha tan especial.

«No es el año que esperábamos pero si podemos superar esto, podremos enfrentarnos a cualquier cosa. Te quiero. Eres mi mejor amiga, me haces reír y derrites mi corazón. Voy a hacer cualquier cosa por ti hasta el día que me muera. Ahora tenemos que salvar el mundo», escribía el joven con una tierna imagen.

Sin embargo, las bonitas palabras y el buen rollo entre ambos parece que se ha disipado con la petición de divorcio por parte de la actriz. Así, Glusman no ha dudado en borrar todas las publicaciones en las que aparecía con su hasta ahora mujer en su cuenta oficial de Instagram. En cambio, la hija del cantante sigue manteniendo todos los recuerdos de uno de los mejores días de la vida de la pareja. Ahora encaran el nuevo año por caminos separados 18 meses después de haberse dado el «sí, quiero» en una boda mágica que difícilmente podrán borrar de las retinas. A continuación, te mostramos algunas de las mejores imágenes del enlace entre Zoë Kravitz y Karl Glusman en la mansión parisina del interprete de «Are You Gonna Go My Way».