Kim Kardashian lanzó una colección cápsula de su firma de ropa interior moldeadora y en un solo minuto se hizo con un millón de dólares. Su fortuna personal ya se estima en el billón de dólares


Kim Kardashian todo lo que toca se convierte en oro. Una afirmación que en su caso se podría quedar muy corta o parecer una mera frase hecha, pero con la forma que tiene de amasar fortuna casi sin darse cuenta no deja lugar a dudas de que todo lo que lanza al mercado se convierte en un imprescindible para millones de personas de todo el mundo. Así ha sucedido una vez más cuando ha lanzado una colección cápsula en colaboración con Fendi de su firma de ropa interior moldeadora Skims. Una colección limitada que ya ha arrasado sin precedentes y es que en tan solo un minuto ha logrado recaudar un millón de dólares.

Este mismo martes 9 de noviembre se lanzaba al mundo la nueva colección cápsula de Fendi firmada por Kim Kardashian y no podría haber sido mejor respaldada por parte del público. En tan solo un minuto ha amasado un millón de euros en ventas, tal y como ha destacado el diario ‘TMZ’, que publicaba incluso las largas colas que se formaban en las puertas de los establecimientos para hacerse con un artículo de ropa interior moldeadora ideada expresamente por Kim Kardashian para mujeres con curvas que desean sentirse poderosas como ella. Prendas que surgieron de unos bocetos de la firma italiana de 1979 que ahora se han materializado bajo el amparo de Skims y que busca que las mujeres se puedan sentir provocativas a la vez que seguras con su propio cuerpo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SKIMS (@skims)

Esta temporada para la citada firma el color de moda es el fucsia y nada tiene que ver con esto Rocío Carrasco y su popular traje fucsia con el que contaba su verdad para seguir viva. También destaca en esta colección la predominancia de la F de Fendi que decora cada una de las prendas de moda íntima cuyo precio medio se sitúa en los 100 dólares.

Más cuesta el ajustadísimo vestido de cuero negro que lució la propia Kim Kardashian en la alfombra roja de los Premios WSJ y que también es obra de la firma italiana y que encontrarás en el escaparate con un cartel que informa que la cotizada prenda de la que todo el mundo opinó cuesta 4.200 euros. Y eso si llegas a tiempo, pues ya se está agotando y es que el reclamo de que Kim Kardashian lo haya elegido como apuesta en firme sobre la alfombra roja no ha hecho más que revalorizar la prenda y animar a sus fans a correr para hacerse con uno propio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SKIMS (@skims)

Con la facilidad que tiene Kim Kardashian de coleccionar millones como si fuesen sellos, no es de extrañar que la revista ‘Forbes’ haya estimado el valor actual de su empresa en más de mil millones de dólares. Una mera porción de su propia fortuna, que ya ha alcanzado el billón de dólares, y parece que sigue creciendo sin control. En sus manos, el dinero se reproduce hasta el punto de que es capaz de ganar un millón de dólares en solo un minuto y sin necesidad de despeinarse.