Brad Pitt es uno de los rostros más famosos de Hollywood, lo que hace crecer la leyenda del cine de que es esquivo y algo divo. Pero él ha querido explicar que parte de esta fama se debe a una enfermedad que le impide reconocer los rostros de las personas, incluso de aquellas que son familiares y amigos, por lo que no se para a saludar a cualquiera que le muestra su cariño por la calle o al cruzarse furtivamente en algún lugar. La afección que sufre y le impide descifrar el rostro de las otras personas se conoce como prosopagnosia o popularmente llamada como “ceguera facial” y a sus 58 años el actor ha querido sincerarse sobre este mal con el que lleva conviviendo desde hace años, aunque no haya sido diagnosticado de forma formal por un médico.

Actor Brad Pitt with his best supporting actor Oscar for Once Upon A Time In Hollywood in the press room at the 92nd Academy Awards held at the Dolby Theatre in Hollywood, Los Angeles, USA.
GTRES

Cuando Brad Pitt se encuentra con una persona a la que cree conocer debe fijarse en pequeños detalles que le den pistas sobre quién se trata. Puede ser un lunar, un corte de pelo característicos o unos labios carnosos como los que tenía Angelina Jolie lo que le ponga sobre la pista de quién es su interlocutor y así reconocer sus facciones al completo. Pero sin este tipo de pistas, le es prácticamente imposible saber quién es, algo que le provoca una gran frustración pues, como se queja: “¡Nadie me cree!”, asegura ‘GQ’. Estas circunstancias aún no las ha querido tratar con su doctor de confianza, aunque está totalmente seguro de que sufre prosopagnosia y teme que la gente piense que es distante cuando se cruza con ellos y no les devuelve el saludo, pues en realidad no ha reconocido de quién se trata.

Lo que más le cuesta a Brad Pitt no es reconocer las facciones de sus familiares y amigos, de aquellos que han pasado gran parte de su vida a su lado o tienen un signo distintivo en su apariencia física. El problema llega cuando conoce a gente nueva, pues es incapaz de reconocerlos poco después, lo que le avergüenza en muchas ocasiones al sentir que puede provocar una sensación errónea sobre él, pues no se considera ingrato o distante: “De vez en cuando, alguien me da contexto y digo gracias por ayudarme”.

Una cuestión de salud que Brad Pitt trató de poner remedio hace unos años, como así declaró a ‘Esquire’: “Hubo un año en el que simplemente dije que este año voy a afrontarlo y preguntarle a la gente dónde nos conocimos, pero todo empeoró. Las personas todavía se ofendían más e interpretaban mi problema como un gesto de vanidad o egolatría. Pero es un misterio para mí, simplemente no puedo recordar un rostro”.

¿Qué es la prosopagnosia?

Es la interrupción selectiva de la percepción de rostros, tanto del propio como del de los demás, los que pueden ser vistos pero no reconocidos como los que son propios de determinada persona