«No hay nada peor que esas personas que te rodean y que nunca se pusieron de tu parte sobre la situación que estabas viviendo», denuncia la cantante.


Aunque aún le queda mucho camino por delante, Britney Spears ha conseguido su primera victoria en su periplo judicial contra su padre, Jamie Spears, para recuperar su tutela. Después de 13 años, la cantante ha ganado el derecho a elegir a sus propios abogados, algo que hasta ahora le era imposible hacer. Una buena noticia que ha servido como un soplo de aire fresco para la interprete de ‘Toxic’ y que ha querido celebrar lanzando una profunda reflexión. En concreto, la princesa del pop, plenamente consciente de todo lo que está ocurriendo, ha mandado una advertencia a todos aquellos que en estos últimos años no han estado a su lado y han hecho oídos sordos a lo que le estaba ocurriendo.

GTRES

«Nunca olvides quién te ha ignorado cuando lo necesitaste y quién te ayudó incluso antes de pedirlo«, es la frase que Britney Spears ha compartido en su cuenta de Instagram y que lanza como una clara declaración de intenciones. La frase va acompañada por un amplio texto en donde la cantante se muestra enfadada con toda la gente que ha tenido alrededor, que era conocedora del infierno por el que estaba pasando y que, en su momento, se mantuvo al margen sin denunciar los hechos.

«No hay nada peor que esas personas que te rodean y que nunca se pusieron de tu parte sobre la situación que estabas viviendo. ¿Cómo se atreven las personas a las que más amas a decir algo…? ¿Me tendieron la mano para intentar levantarme en ese tiempo? ¿Cómo te atreves a decir ahora en público que te importa?«, comienza a exclamar de forma contundente. De la misma forma, a pesar de que no ha querido dar nombres, la artista hace hincapié en que las personas que están saliendo a la palestra para mostrarle su apoyo solo lo están haciendo por el qué dirán y de cara a la galería. «Si vais a compartir algo… por favor, parad. Estáis muy lejos de ser honestos. No es divertido», recalca.

Unas palabras que han provocado que muchos de sus seguidores señalasen a la propia hermana de la cantante, Jamie Lynn Spears, quien tardó en pronunciarse sobre el litigio judicial y cuando lo ha hizo fue para bromear sobre el asunto. En un principio, la que fuera protagonista de ‘Zoey 101’ optó por querer mantenerse al margen de la polémica, aunque posteriormente rectificó después de la lluvia de críticas que recibió por mostrar una postura neutral.

Cuando rompió su silencio, la joven dejó claro que prefería no opinar sobre el asunto porque no consideraba que fuera lo correcto. Jamie Lynn Spears aseguró que estaba de parte de su hermana, aunque nunca denunció el comportamiento de su padre. «Creo que está muy claro que desde el día en el que nací, solo he amado, adorado y apoyado a mi hermana. Por encima de todo esto, es mi hermana mayor. Quizá no la apoyé como le gustaría al público con una etiqueta en una red social. La he apoyado antes de que esta existiera», dijo a través de sus redes sociales. No obstante, días después volvía a recibir críticas por bromear acerca de que es la única de su familia que no está en la nómina de su hermana y recalcaba que había estado arruinada.

Justin Timberlake, señalado

Gtres

Además de su hermana, los seguidores de Britney Spears también han señalado a Justin Timberlake como uno de los culpables de la situación de la cantante y de aprovecharse de la situación y del aluvión mediático. Unas acusaciones que llegaron a raíz de que el cantante y actor escribiera una desgarradora carta en la que pedía la liberación de su exnovia.

«Todos deberíamos apoyar a Britney en este momento. Independientemente de nuestro pasado, ya sea malo o bueno, y sin importar el tiempo que haya pasado… lo que le está pasando no es correcto. A ninguna mujer se le debería quitar la posibilidad de tomar decisiones sobre su propio cuerpo. Nadie debería ser retenido jamás contra su voluntad, ni tener que pedir permiso para acceder a todo aquello por lo que ha trabajado tan duro. Esperamos que los tribunales y su familia hagan lo correcto y la dejen vivir como quiera», escribía el protagonista del Interval Act de Eurovisión 2016.