Tiempos complicados para Cayetano Martínez de Irujo. El hijo de la Duquesa de Alba acaba de salir del hospital, donde ha tenido que ser intervenido de una obstrucción intestinal, pero eso no es lo más duro que ha vivido en los últimos meses, ya que la publicación de su autobiografía ha revolucionado las entrañas de la familia. 

Cayetano Martinez de Irujo: «he peleado como un león para no venirme abajo»

En las páginas del libro, que todavía no ha sido presentado, el ex de Mar Flores se presenta a sí mismo como un sufridor, víctima de la rigidez y la imposición de las apariencias que reinaba en los palacios en los que creció. De Cayetana Fitz-James Stuart da una imagen de madre ausente, más pendiente de su propia vida que de cuidar de sus hijos, que no ha sentado nada bien a su entorno y se ha saldado con un distanciamiento inesperado: el de su hermana Eugenia Martínez de Irujo.

Tal y como ha contado el propio autor del libro en una entrevista concedida a El Mundo, sus confesiones han levantado tantas ampollas que durante su ingreso hospitalario solo su hermano Fernando se ha preocupado por su estado de salud. «(Mi hermana Eugenia) Esto no lo ha comprendido. Yo esperaba que ella entendiera que tengo derecho a sacar mi sufrimiento y a arreglar mi vida. No he decidido tener una vida pública, pero la tengo».

La curiosa conexión entre Eugenia Martínez de Irujo y Camilín

Eugenia y Cayetano son los pequeños de los hijos de la desaparecida Duquesa y, sin duda, quienes más unidos han estado tanto entre ellos como a su madre. La decisión de la exmujer de Francisco Rivera de marcar las distancias con quien durante toda su vida ha sido su cómplice en casa de lo más significativa. El Duque de Arjona ha ido muy lejos y eso tiene un precio.