La novia de Álex Lequio, Carolina Monje, ha abandonado Madrid semanas después del fallecimiento del joven empresario, el gran amor de su vida


El pasado 13 de mayo fallecía Álex Lequio, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio. Su novia, Carolina Monje, estuvo a su lado durante su larga batalla contra el cáncer y fuimos testigos de que no se separó de su lado hasta su último aliento. Tras su fallecimiento, Carolina viajó a Madrid para darle su último adiós y ha estado en la capital madrileña hasta este mismo miércoles, que ya ha decidido cerrar su etapa y regresar a su casa, en Barcelona, para pasar el luto junto a sus familiares y amigos.

La novia de Álex Lequio ha pasado unas semanas en Madrid

Carolina Monje ha pasado las primeras de semanas en Madrid tras la muerte de su novio, a quien conoció a finales de 2018 y formaron una bonita familia junto a sus perritos. Ahora, tras varias semanas en la capital madrileña ha tomado la decisión de volver, en la medida de lo posible, a la normalidad. Este mismo miércoles, veíamos llegar a la joven empresaria a la estación del AVE de Madrid donde se disponía a coger un tren destino a Barcelona. Carolina llegaba completamente vestida de negro y con una maleta de tamaño de cabina.

Los medios de comunicación, que estaban allí presentes, han querido preguntar a Carolina Monje cómo se encontraba tras la pérdida de su novio. La joven empresaria tan solo ha querido agradecer las muestras de cariño recibidas en estos momentos complicados a los que se está enfrentando tras la pérdida de su pareja sentimental, a quien vimos rota de dolor en el funeral de Álex Lequio y se mostraba una vez más al lado de la familia.

Carolina Monje ha vuelto también al trabajo

La joven empresaria es la fundadora y CEO de la firma de ropa bajo su nombre, Carola Monje. Además, ella es la encargada de llevar las redes sociales y su página web, algo que ha estado inactivo desde el fallecimiento de Álex Lequio hasta hace unos días, que decidió retomar su actividad laboral e intentar así evadirse de la difícil situación que está viviendo. Carolina Monje ha encontrado en el trabajo el mejor refugio para pasar estos momentos de dolor. Y es que durante las primeras semanas de la muerte del hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, la catalana no pudo atender sus proyectos profesionales y no tenía fuerzas para hacer frente a lo que estaba viviendo.

Antes del fallecimiento de Álex Lequio, Carolina Monje decidió parar su actividad laboral unos días antes, concretamente el 10 de mayo, 72 horas antes de su fallecimiento. Desde entonces cesó sus compromisos y ya no actualizó las redes sociales ni su página textil hasta hace unos días. Ahora, con su regreso a Barcelona, pone fin a su etapa en Madrid, donde tantas alegrías ha vivido con su pareja.