La duquesa de Franco ha salido a la palestra para desmentir todos los rumores sobre una supuesta ruptura temporal con el joven australiano.


A pesar de que desde hace algún tiempo permanece en un discreto segundo plano y alejada de los medios, Carmen Martínez-Bordiú no ha podido evitar salir a la palestra para negar de forma categórica los rumores sobre una ruptura temporal con su joven novio australiano, Timothy McKeague.

Gtres

Carmen Martínez-Bordiú ha asegurado que los rumores sobre su supuesta ruptura con su pareja son totalmente falsos, según apunta ‘Jaleos’. De la misma forma, la aristócrata ha insistido en seguir con su firme decisión de permanecer alejada del huracán mediático.

La última vez que vimos a la madre de Luis Alfonso de Borbón fue durante la exhumación de su abuelo, Francisco Franco. Una aparición que se producía después de que Martínez-Bordiú tomara la decisión de poner tierra de por medio y mudarse a Portugal, en concreto a la pequeña localidad de Sintra, para comenzar una nueva vida junto a su novio. Un giro de 180 grados que vino motivado por las preferencias del joven australiano de vivir rodeado de la naturaleza y llevar una vida más sosegada y así alejarse del bullicio de la capital española.

Después de su ruptura con Luis Miguel Rodríguez y tras la muerte de su madre, Carmen Martínez Bordiú puso a la vente los bienes que había compartido con su ex, José Campos. Después de desprenderse de su casa de Cantabria, hizo las maletas y empezó su nueva vida desde cero en el refugio portugués que comparte con su actual pareja, Tim McKeague, el joven australiano que ha provocado que la aristócrata vuelva a creer en el amor.

SEMANA mostró el refugio portugués de la pareja

Gtres

El pasado mes de agosto, SEMANA descubrió el refugio portugués de la duquesa de Franco y su pareja, Tim McKeague. Durante el verano, el joven australiano, que tiene 35 años menos que ella, estaba centrado en su profesión de coach en el país luso, mientras que Bordiú prefería dedicar su tiempo a largas jornadas de playa o rutas de senderismo.

En cuanto a la casa que comparten, se trata de una propiedad que Carmen Martínez-Bordiú se encargó de reformar por completo a su gusto y que cuenta con un sinfín de comodidades. En concreto, la vivienda posee más de 600 metros cuadrados y 2000 de parcela. Además, cuenta con piscina climatizada y con vistas al mar. Todo un enclave paradisiaco que ha hecho que la duquesa de Franco olvide su vida de lujo en Madrid. Ahora, la pareja está centrada en los preparativos de su tercera Navidad juntos.

Carmen Martínez Bordiú, desaparecida a los 69: ¿qué ha sido de ella?

Carmen Martínez-Bordiú aclara su situación con Hacienda: «Estoy al corriente de mis obligaciones fiscales»