La presentadora ha explicado, al borde de las lágrimas, el motivo por el que no podrá volver a quedarse embarazada.


Este miércoles, Carlota Corredera ha sorprendido a la audiencia de ‘Sálvame‘ al revelar un aspecto de su vida privada. La colaboradora y el resto de colaboradores del programa hablaban de María José Campanario, que espera su tercer hijo con Jesulín de Ubrique. La noticia del inesperado embarazo de la mujer del diestro ha sido una verdadera sorpresa para muchos.

La de Vigo invitaba a sus colegas a opinar sobre cómo se afronta tener hijos a determinada edad. En el caso de la odontóloga, de 42 años, espera su bebé en plena madurez. Esto ha dado pie a que la periodista compartiera públicamente lo que piensa sobre ello. «Los límites para ser madre son los que marca la salud de la madre», decía. «Ana Rosa Quintana tuvo un embarazo maravilloso con 47 años, pero hay mujeres que con 47 años tienen embarazos complicadísimos en los que tienen que estar tumbadas sin levantarse todo el embarazo. Y teniendo siempre el peligro del ‘embarazo de riesgo’, que son las tres palabras que más escuché yo estando embarazada. Embarazo de riesgo, embarazo de riesgo, embarazo de riesgo…. Al final vives atormentada y llena de miedo tu sueño de ser madre, como era mi caso».

«Tengo un alto riesgo de preeclampsia en el segundo embarazo»

Entonces, soltaba una confesión que dejaba a todos boquiabiertos. No volverá a quedarse embarazada porque «me lo ha desaconsejado mi ginecóloga por una cuestión de salud». Con el rostro serio, ha compartido una importante decisión personal: «No voy a volver a tener hijos biológicos porque tuve riesgo de preeclampsia, que es algo que puede acabar con la vida del bebé y con la vida de la mamá. Me estuve pinchando heparina en el último mes y parece ser que tengo un alto riesgo de preeclampsia en el segundo embarazo».

Carlota Corredera marido
© Gtres.

«Evidentemente, ante esa situación es un acto de responsabilidad», añadía. «Al final cada circunstancia es un mundo, Ni todas las mujeres cogen el mismo peso… Es que yo al padre de mi hija lo conocí con casi 37 años. Tú al final no decides…. Yo lo tuve cuando lo tuve». Con la voz entrecortada y visiblemente emocionada, destacaba: «Tengo la suerte de tener una hija sana».

Al escucharla, Belén Esteban se mostraba sincera sobre si se quedaría de nuevo en estado. Tras su boda con Miguel Marcos, ha insistido muchas veces que desea tener otro hijo, pero ya no lo tiene tan claro. «Tengo 47 años. A veces pienso que qué ilusión y otras veces pienso que ya tengo una vida hecha. Hay muchas cosas, como vientre de alquiler… Si viene, bienvenido sea. A veces pienso que sí y a veces… Es que no sé», admitía.

La preeclampsia a la que ha hecho alusión Carlota Corredera es una complicación del embarazo caracterizada por presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, por lo general el hígado y los riñones. La preeclampsia suele comenzar después de las 20 semanas de embarazo en mujeres cuya presión arterial había sido normal.