Hablamos con Canales Rivera y analizamos con él el momento profesional que está viviendo en ‘Sálvame’ así como su relación sentimental.


Canales Rivera ha vivido este verano una montaña rusa de emociones. Aunque su negativa por disfrazarse en ‘Sálvame’ podría haberle dejado con un pie fuera del programa, esta misma semana ha vuelto como colaborador. El diestro sigue vinculado al espacio de Mediaset y, de hecho, no tiene ninguna intención de que eso acabe. «No sé si será definitivo, pero sigo estando convocado por lo que sí es así entiendo que cuentan conmigo», nos dice en conversación con SEMANA. Él entiende perfectamente la dinámica y, además, se siente muy a gusto en plató, por lo que quiere que la relación laboral continúe. Aunque como a otros compañeros como a Antonio Canales pueden despedirle, él mantiene que no tiene problemas con el resto y que acepta las condiciones que le ofrecen. «Yo de momento estoy bien en el programa. No tengo quejas», añade a esta revista. Ocho meses después de estrenarse allí puede presumir de haber dado la talla como tertuliano, aunque en los últimos días su permanencia pendiera de un hilo.

Telecinco

Está ilusionado tanto a nivel laboral como personal y es que él y Isabel Márquez vuelven al disfrutar del otro con absoluta tranquilidad. «Estamos en nuestro mejor momento. Afortunadamente estamos muy bien y ahora disfrutando del verano, de los niños y de las vacaciones… así que fenomenal», cuenta Canales Rivera. El camino no ha sido fácil, ha tenido que esforzarse para que recuperar su confianza y, por lo que parece, los dos están muy felices de darse una nueva oportunidad. Comparten muchísimas aficiones y eso ayuda a que el torero esté más feliz si cabe. Positivo como siempre, el torero se confiesa con SEMANA y nos desvela su último destino vacacional: «Ahí vamos, no me quejo. He estado ahora unos días en Marbella disfrutando de la playa».

Todavía planean algunos rumores de infidelidad sobre su relación, pero Canales Rivera intenta no darles pábulo e insiste en el buen equipo que forma con ella. «Estoy muy bien porque no es fácil a la edad que yo tengo encontrar a alguien que te siga, que te acompañe y que te entienda, con la que puedas hablar y puedas compartir», comenta el empresario a SEMANA. La persona con la que comparte ahora su vida es Isabel, una empresaria de 46 años con la que Canales Rivera, por fin, se siente muy feliz. Ella vive en Toledo y pertenece a una familia elitista de la que, precisamente, ha heredado el negocio en el que trabaja. Se trata de ‘De Re Natura‘, una empresa fundada en 1994 que ejerce como consultoría de ingeniería minera y medioambiental.

Canales Rivera
Montaje SEMANA

Estos días se ha reunido con su familia, su pareja y con aquellos amigos que le han apoyado en un año duro. Cabe recordar que a comienzos de enero sufrió la muerte de su tío a los 73 años, a quien él estaba muy unido y poco después, en el mes de junio, a su padre. No está siendo fácil superar ambas ausencias, pero el optimismo de Canales Rivera le ayuda sin duda alguna a mirar al futuro. La misma actitud que mostró cuando todo apuntaba a que ‘Sálvame’ le cesaba como colaborador y así lo reflejaron sus palabras en el universo 2.0. Compartió una fotografía con su hija, dejando claro cuál era su prioridad en la actualidad y esta no es otra que su familia: «Esto es lo importante, compartir y estar cerca de las personas que amas».