El enlace ha puesto así el broche de oro a su relación después de que en abril de 2020 dieran la bienvenida a su primer hijo en común, el pequeño Wilfred.


El primer ministro británico, Boris Johnson, y su prometida, Carrie Symonds, se han dado el «sí, quiero» este sábado en una boda secreta celebrada en la catedral de Westminster. El enlace ha puesto así el broche de oro a su relación después de que en abril de 2020 dieran la bienvenida a su primer hijo en común, el pequeño Wilfred Lawrie Nicholas Johnson.

Gtres

El primer ministro británico y su prometida se han casado en secreto en una romántica boda a la que han ido un reducido número de invitados, según ha publicado ‘The Mail on Sunday’. Se trata de un hecho histórico puesto que Boris Johnson se ha convertido en el primer ministro en casarse durante el cargo en la catedral de Westminster. Esto no sucedía, según apunta el diario británico, desde que Lord Liverpool se casó con Mary Chester en 1822.

El enlace llega tan solo seis días después de que la pareja enviara las tarjetas de invitación a su círculo cercano, en donde les pidieron que reservaran el sábado 30 de julio de 2022 para su boda. A pesar de esto, según recoge el medio británico, la pareja habría estado planeando esta boda secreta desde hace seis meses y ningún alto cargo de Downing Street habría sido avisado del mismo. 

A pesar de que no han trascendido más detalles del enlace, este ha estado marcado por las estrictas restricciones que han implementado las autoridades sanitarias en Reino Unido. Así, estas dictan que el máximo de personas que pueden acudir de invitados en una boda es 30. «Me han ordenado estrictamente que no haga comentarios«, ha explicado un portavoz del Gobierno a la agencia de noticias ‘The Press Association’

Los invitados, avisados a última hora

Gtres

A pesar de que habían planeado cada detalle para poder disfrutar de uno de los días más importantes de sus vidas, lo cierto es que gran parte de la celebración habría sido planeada de forma improvisada. En concreto, como publica ‘The Mail on Sunday’, los 30 invitados fueron avisados del enlace horas antes del mismo. Entre los invitados, a pesar de que no se conoce la lista oficial, se encuentra el padre de Boris, Stanley Johnson, quien fue fotografiado a las afueras del 10 de Downing Street unas horas después de la ceremonia.

Carrie Symonds vistió un sencillo vestido blanco sin velo y la música fue la gran protagonista del camino que recorrió hasta llegar al altar. «Se besaron después de intercambiar los votos. La misa estuvo oficiada por el padre Daniel Humphreys, el mismo que bautizó a Wilfred en otoño del año pasado», indica el medio.

Está previsto que el primer ministro vuelva al trabajo en los próximos días, algo que tumba por completo los planes de la pareja de celebrar su luna de miel. La pareja se comprometió en diciembre de 2019 en la isla caribeña de Mustique, un lugar paradisiaco que ha sido testigo de gran parte de las aventuras de la Casa Real Británica. Se trata del tercer matrimonio para Boris Johnson, quien se divorció de su segunda mujer, Marina Wheeler, en febrero de 2020. La pareja tuvo cuatro hijos juntos y fue en septiembre de 2018 cuando anunciaron que se habían separado tras más de 25 años de matrimonio. Su primer matrimonio fue con Allegra Mostyn-Owen.

La llegada del pequeño Wilfred, una gran alegría para la pareja

GTRES

Los ya marido y mujer viven en la residencia oficial del primer ministro británico desde 2019, el mismo año en el que se comprometieron. No obstante, debido a la pandemia, la pareja se vio obligada a posponer su enlace. Debido a esto, se han convertido en la primera pareja que vive en la residencia oficial sin estar casados oficialmente.

«Normalmente no publicaría este tipo de noticias pero quería que mis amigos supieran la feliz noticia por mí. Muchos de vosotros ya lo sabéis pero para aquellos que todavía no, Boris y yo nos prometimos a finales de año y estamos esperando un bebé para principios de verano. Me siento bendecida», fueron las palabras que eligió la joven para anunciar su futura maternidad a través de las redes sociales. Boris Johnson ya aportaba cinco hijos de relaciones anteriores. Lara Lettice, Milo Arthur, Cassia Peaches, Theodore Apollo y Stephanie, fruto de una relación extramatrimonial con la experta en arte Stephanie Macintyre.