La colaboradora de ‘Sálvame’ ha querido compartir con sus seguidores cuánto pesa ahora después de haber confesado que ha ganado unos kilitos durante el verano.


Belén Esteban ha desvelado en alguna ocasión que tras sus vacaciones de este verano tan atípico había cogido unos kilitos de más. De hecho, en estas semanas de vuelta al trabajo, muchos compañeros le han dicho que ya está más delgada, a lo que ella contestaba: «No, pero todavía tengo que perder más».

Y es que la colaboradora de ‘Sálvame’ hace un control exhaustivo de su peso. Tanto es así que no ha dudado en compartir con sus más de 913.000 seguidores lo que pesa ahora realmente, después de sus merecidas vacaciones de verano, que le llevaron a Tenerife.

La ‘princesa del pueblo’ ha confesado que pesa ahora 64,1 kg, pero lo cierto es que espera en unos meses estar en un peso inferior. Y es que Belén Esteban ya está inmersa de nuevo en la dieta para bajar un poco de peso. Pero no solo cuida la alimentación, también hace deporte para ayudar a su cuerpo a perder los kilitos que según ella, le sobran.

Belén Esteban confiesa cuánto pesa tras las vacaciones

© Redes sociales.

Belén Esteban se ha puesto manos a la obra y ha comenzado a hacer ejercicio con el único fin de perder peso sin efecto rebote alguno. «Ahora camino cada día 6 kilómetros«, desvelaba la colaboradora de televisión hace unos días en pleno directo de ‘Sálvame’. Estas palabras han llevado a algunos de sus compañeros a animarla para que siga así: «Se te nota Belén», le repetía Alonso Caparrós.

En su programa ha hablado en varias ocasiones sobre cómo se ve ahora en la televisión tras engordar unos kilitos de más: «He engordado 5,700 kilos. Estoy como una bola. Tengo más barriga que cabeza», desvelaba ante sus compañeros. Aunque había conseguido mantenerse, Belén no dudó en disfrutar al máximo sus vacaciones, sin estar midiendo con cautela todo lo que comía.

Un verano para disfrutar, sin estar pendiente del peso

© Telecinco

«Me veo con unos kilitos de más. Me veo en la tele y digo… es que he comido y estoy gordita», repetía. Sus compañeros de programa han hecho muchas bromas sobre el físico de Belén Esteban, preguntándole varias veces si no tenía nada que contarles. Muchos apuntaban a que podría ser por un posible embarazo de la colaboradora. Pero no, ella dejó claro a qué se debía.

Belén Esteban aclaró que este cambio físico tan solo se debe a unos kilos de más, unas declaraciones con las que ha querido eliminar cualquier rumor sobre un embarazo u otras cuestiones. «Mamá estoy bien, no te preocupes. No sé a qué os referís. Solo he cogido unos kilos de más y estoy preocupada porque se me ve en la tele muy… en la cara y todo», comentó hace unas semanas.