Todos comemos y bebemos de más durante la Navidad, entre cenas de amigos, de empresa y encuentros familiares. Los famosos se ponen las pilas antes de que sea demasiado tarde y su silueta se resienta ante los excesos navideños. Recopilamos las distintas prácticas de los rostros conocidos de nuestro país


Llega la Navidad y con ello no solo las luces, el color y los villancicos que nos acompañan durante estas fiestas. También, quizá lo más importante, las comidas. En estas fechas es tradición reunirse con amigos, compañeros de trabajo y, por supuesto, también la familia, pero todo esto siempre en torno a una mesa repleta de alimentos prohibitivos. De esos que durante el año logramos decir que no, pero que con el espíritu navideño son una tentación a la que la gran mayoría de nosotros somos incapaces de resistirnos.

También los famosos, que no dejan pasar la oportunidad de probar los dulces y asados que la Navidad pone sobre la mesa y que, con la mejor de las compañías, no se desperdicia. Para ello, son muchos los rostros conocidos de nuestro país que este mes de diciembre y ya desde noviembre se han puesto las pilas para sudar la gota gorda, previniendo a su cuerpo de los excesos que están por venir. Y es que, como suele decir el refranero español, es mejor prevenir que curar, por lo que es mejor sudar ahora que arrepentirse después de haber cogido varios kilos de más y no saber cómo deshacerse de ellos a tiempo.

Muchos son los famosos que continúan con su habitual rutina en el gimnasio, mientras que otros compaginan sus ejercicios habituales con otros deportes típicos de invierno, como puede ser el patinaje sobre hielo, el esquí o el snow. También son muchos los que estos días han caído rendidos a planazos con familia y amigos como el senderismo o quemar las suelas de sus deportivas corriendo por las calles de su ciudad. El yoga nunca defrauda y otros incluso prueban deportes nuevos como el boxeo o los saltos en cama elástica. Para gustos los colores y, ahora, dado que en Navidad nos damos demasiados lujos, también los deportes.