“Estoy bien, pero ya estoy harta. No es mi tema”. Diez palabras de María Teresa Campos que aterrizan con fuerza para intentar zanjar uno de los temas que siguen siendo el torrente televisivo de la temporada. La ruptura entre María Teresa Campos y Edmundo Arrocet está levantando todas las aristas que se encuentran a su alrededor.

Con estas declaraciones, María Teresa Campos se desvincula totalmente de la persona que durante los seis últimos años de su vida ha sido el motor de la misma. Con una sonrisa impostada y un tono tajante, la veterana periodista ha hecho intentos de amabilidad con los periodistas que ansiaban una respuesta de ella. María Teresa ha optado por el camino que no siempre es el más fácil: el silencio. La madre de Carmen y Terelu Campos no ha querido pronunciarse en el tema que ha convertido a Edmundo Arrocet en protagonista de los titulares de prensa.

No son buenos tiempos para Bigote Arrocet. Al margen de su separación con María Teresa Campos, continua la  polémica en su vida. En esta ocasión, debido a la demanda de paternidad interpuesta contra él por parte de su hijo Alexis. El humorista -que se encuentra en asilado de la realidad en Londres- tendría que haber visitado este lunes 13 de enero el Instituto de Toxicología de Las Rozas para someterse a las pruebas de ADN solicitadas judicialmente ante la demanda del joven.

La respuesta de Alexis

“He vivido durante años un engaño. Hace un año me dijo que no me quería. No me sorprende que no haya venido. Esta prueba la quiero por mi tranquilidad, he vivido en un engaño”. Estas son las palabras de Alexis al salir de su cita al centro de ADN cariacontecido por la ausencia de Bigote Arrocet quien durante un tiempo sí mostró interés por conocer a la persona que podría su hijo ya que, según su versión, no espera proyección mediática ni fama, solo reconocimiento.