Alma Cortés Bollo ha tenido que recurrir al teletrabajo para seguir cumpliendo con sus obligaciones a pesar de también tiene que cuidar de su hija Jimena.


Alma Cortés Bollo tuvo la suerte de hacer la mudanza a su nueva casa antes de que el Gobierno de Pedro Sánchez decretara el Estado de alarma por la crisis del coronavirus. Antes de que naciera su hija Jimena, la hija de Raquel Bollo y su pareja, Juan José, vivían en un piso muy pequeño, donde no iban a estar cómodos. En apenas unas semanas, encontraron la vivienda perfecta para estar los tres.

Y ya instalados en su nuevo hogar, nuestro país entraba en una crisis sanitaria que obligaba a todos a iniciar un confinamiento para disminuir el número de infectados y de fallecidos por la pandemia. Alma Cortés Bollo ha hecho caso y no sale de casa nada más que para lo estrictamente necesario.

Ha tenido que recurrir al teletrabajo para cumplir con sus compromisos profesionales como ‘influencer’. Además, la joven, que está estudiando Derecho en la Universidad de Sevilla, sigue en contacto con los profesores de sus materias para no perder el ritmo de sus estudios universitarios.

Pero el teletrabajo teniendo una hija pequeña es muy complicado. Es el problema con el que se han encontrado muchos trabajadores, que han visto cómo en cuestión de días cerraban los colegios, lo que obligaba a permanecer en casa con los más pequeños, que todavía no dependen de sí mismos.

Alma Cortés Bollo ha mostrado cómo lo lleva con una imagen en la que aparece en el salón de su casa. La joven, pendiente de sus apuntes y del ordenador, mece con el pie la sillita en la que se encuentra su hija Jimena, que juega con algunos juguetes que le ha puesto su madre para entretenerse.

«Amores que tal esa cuarentena!! Yo ahora más que nunca me doy cuenta de lo importante que es cuidar de los tuyos y por eso #yomequedoencasa«, escribía Alma Cortés Bollo, concienciada en que hay que estar encerrados en casa para que la delicada situación en la que se encuentra nuestro país acabe cuanto antes.

Entre los comentarios que le han dejado sus seguidores, Alma no para de recibir mensajes bonitos. Y es que cada vez son más las personas que siguen a la hija de Raquel Bollo. Aunque hace apenas unos meses que tomó la decisión de exponer su vida en los medios -hasta ahora había preferido mantenerse en un discreto segundo plano- ya cuenta con más de 147.000 fieles seguidores. De hecho, es también una de las caras conocidas del canal de Mtmad, donde ella y el resto de famosos cuentan su vida a través de vídeos que consiguen miles y miles de visitas. Adara, Oriana o Alejandra Rubio en su momento, son algunas de las personas que han pasado por esta plataforma digital de contenido.