El actor ha denunciado la pésima atención ante una oficina de la Seguridad Social y ha explicado que le han negado el acceso a las oficinas.


Antonio Resines ha estallado en ira en las puertas de una oficina de la Seguridad Social. En un vídeo emitido por ‘La Sexta’ se ve cómo el actor pierde la compostura y muestra un enfado monumental en plena calle, indignado por la manera en la que el Gobierno gestiona las sedes de la Seguridad Social. Denuncia el colapso de las mismas, así como la pésima labor del Ejecutivo, que está haciendo que miles de familias no puedan cobrar sus prestaciones.

En el vídeo, Resines se encuentra a las puertas de una oficina de la Seguridad Social y asegura que le «niegan el paso» a pesar de ser «un edificio público de la Administración del Estado». El actor explica que se está intentando hacer los trámites de su jubilación, pero esta operación le ha resultado prácticamente imposible de realizar.

«Nosotros somos los que pagamos este edificio público»

«Estamos en una delegación de la Seguridad Social y es uno de los pocos sitios de Madrid que está abierto, no para el público, y en el que se puede solicitar cita previa», arranca el video de Resines. Cabreado, explica que algunas oficinas de la Seguridad Social directamente están cerradas al público y en sus puertas de acceso se limitan a poner carteles que remiten a los ciudadanos la web y a un número de teléfono. «Hay que decir públicamente a todo el mundo que ni en los teléfonos que ponen aquí ni en la página web de la Tesorería de la Seguridad Social funcionan. No te dan ni cita previa», lamenta.

El actor cuenta que no se puede pedir cita previa porque no están funcionando ni las líneas telefónicas ni la web. Así lo denuncia así frente a la oficina: «Hay una serie de gente aquí que están esperando para cualquier tipo de gestión: jubilación, pensiones de todo tipo, ayudas…  ¿Por qué no hacemos algo de una vez? ¿Por qué no da la cara el Ministro del ramo y nos explica por qué no se atiende a la gente? Hay una posibilidad: porque no hay gente y no tienen contratada a más gente», se queja.

«He solicitado hablar con el director de la sucursal y me niega el paso. Este edificio es público, es de la administración del Estado. Y nosotros somos los que pagamos este edificio público, con lo cual me gustaría que esto vaya a todas las televisiones. Toda la gente que está aquí está esperando a que les den una cita porque necesitan el dinero», concluye el intérprete en plena calle.

«Un guardia me impide el paso»

© La Sexta

En una entrevista posterior en el programa ‘Más Vale Tarde’, el actor ha explicado con detalle lo sucedido. Su intención era poner al día su jubilación pero al no poder pedir cita por teléfono ni en el web, decidió acudir de manera presencial a una oficina de la calle Maldonado en la capital. Es ahí es cuando no le dejan acceder: «Un guardia me impide el paso porque dice que tengo que tener cita previa. Pido ver al director y me dice que no porque no tengo cita previa. Te dicen que ellos tampoco te dan cita previa y encima el teléfono te remite a la web».

«No cogen el teléfono, no abren a puerta… tenía cita previa en marzo porque estoy intentando poner al día mi jubilación pero con la pandemia se canceló. Hemos llamado entre 30-35 veces al famoso número 905 para la cita previa y te dice que ahí no dan cita previa», añadía. explica Resines.

«¿Por qué no puedo entrar en una oficina publica? Que cambien el sistema y si hay responsables que no son capaces de solucionar esta historia que den un paso atrás», declaraba. El que fuera Presidente de la Academia de Cine ha manifestado que le «gustaría que alguien que tenga mando en plaza» contestase a sus peticiones, porque a día de hoy no sabe cómo proceder ante el colapso de las oficinas de la Seguridad Social.