La ex de Josep Maria Mainat quiere hacer realidad su sueño de ir al ‘reality’ de mayor éxito de Telecinco. Para lograrlo cuenta con el apoyo incondicional de su expareja.


El caso Mainat sigue dando que hablar. Angela Dobrowolski continúa en prisión tras su intento de asaltar la casa de Josep Maria Mainat, del que tiene una orden de alejamiento. Mientras ella está entre rejas, su exnovio Gabriel ha aprovechado para conceder una entrevista y aclarar en qué punto se encuentra la exmujer del empresario audiovisual.

La pareja de la hispanoalemana habla con ella con frecuencia. «Este domingo tenía previsto haber acudido en persona a verla, pero hemos tenido que posponer el bis a bis. Pero hablo con ella todos los días y la encuentro más fuerte anímicamente que al principio», ha explicado en el diario ‘ABC’. Asimismo, se ha defendido de las acusaciones erróneas que, según él, se han hecho desde los medios. «Lo que más me ha molestado es que digan que soy un maltratador, escort y que tengo problemas con la justicia», ha comentado en el citado periódico.

Gabriel considera que se ha juzgado equivocadamente a Angela Dobrowolski. Porque al lado de Mainat llevaba una vida acomodada y ahora «todos le han dado la espalda». Dispuesto a apoyarla de manera incondicional, está dispuesto a todo con tal de ayudarla. Incluso participaría en un ‘reality’ si está en su mano participar. Si ilusión es formar parte de la plantilla del concurso de mayor éxito de Telecinco. «Me gustaría ir a Supervivientes y ganar el concurso», ha sentenciado. De este modo ganaría el dinero suficiente para «ayudar a Ángela en su defensa». Incluso ha detallado que se encuentra en buena forma física y psicológica para afrontar un aislamiento en las playas del Caribe. Que tiemble Honduras…

Además, Miquel Valls, reportero de ‘El programa de AR’ ha asegurado que hace un mes Dobrowolski se puso en contacto con él para decirle que ha firmado una entrevista para televisión, pero «finalmente no llegan a un acuerdo económico»: Después de esto confiesa que le dice que «su ilusión y la de Gabriel es ir a Supervivientes y me pide ayuda». Según ha afirmado el periodista, la representante con quien contactó «finalmente descarta a Angela porque cada semana tenía que ir a firmar a los juzgados y a Gabriel por los antecedentes que tiene». Según Valls, la ex de Mainat no se da por vencida y que incluso desde la cárcel sigue moviendo hilos para que se cumpla su sueño de ser un personaje de la telerrealidad .

Vídeo: Europa Press

A principios del pasado enero, la jueza del juzgado de Instrucción número 28 de Barcelona decretó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de Angela Dobrowolski tras su enésimo intento de asaltar una de sus viviendas gritando que deseaba ver a sus hijos. La joven, sobre la que ya pesaba una orden de alejamiento no solo contra su marido, a quien supuestamente trató de matar aprovechando su condición como diabético inyectándole presuntamente insulina, sino también de sus dos hijos, no pudo contenerse sus ganas de ver a los pequeños.

El episodio que motivó su ingreso en prisión tuvo lugar al intentar acceder a una vivienda de Josep María Mainat en el barrio de Horta de Barcelona a través del tejado. Mientras intentaba entrar en el interior fue sorprendida por los vecinos, que alertaron a la policía de inmediato. Tras ser detenida pasó varios días en los calabozos, a la espera de pasar a disposición judicial. Para la magistrada que instruye el caso su ingreso en prisión sin fianza es una medida para evitar que vuelva a repetirse un asalto a la vivienda del productor, poniendo con ello en peligro su vida y la de sus hijos.

© Gtres.

Mientras la justicia se pronuncia sobre su supuesto intento de asesinato, Josep María Mainat procura mantenerse en un segundo plano. No por ello se ha pronunciado sobre los actos de la madre de sus hijos ante los medios de comunicación. Tras su último intento de asalto a su domicilio explicaba cómo se percató de que las cámaras de su vivienda habían sido manipuladas. Se dio cuenta de que los dispositivos electrónicos estaban estaban en una posición distinta a la habitual, de modo que dejasen de centrar su objetivo en la vivienda. Las alarmas saltaron y se personaron cuatro patrullas de la policía local en su casa. Allí se comprobó que, en efecto, había sido asaltada, para finalmente descubrir la identidad de sus asaltantes. Entonces, el productor aseguraba que la intención de esta no era entrar a robar en la casa, sino ver a sus hijos e intentar ‘okupar’ su vivienda para quedarse en su interior.