La colaboradora de ‘Sálvame’ ha sido la última en enterarse de la muerte de Mila Ximénez y cuando se entera se rompe: «Siempre en mi alma», escribe emocionada.


Anabel Pantoja lleva unos días en Honduras para dar una sorpresa a su pareja, Omar Sánchez. La colaboradora de ‘Sálvame’ ha estado estos días muy pendiente del móvil, puesto que ha tenido que estar en cuarentena en la habitación de su complejo hotelero unos días antes de poder tener contacto con otras personas. Después de superar esta cuarentena, la sevillana se reencontraba con su prometido e incluso se quedaba una noche a dormir con él.

Este pasado miércoles se despedía de Omar y volvía a tener contacto con el exterior. Ese ha sido el peor momento de su vida. Justo cuando ha llegado a la vida real, Anabel Pantoja se ha enterado de la muerte de su compañera de trabajo y amiga, Mila Ximénez, que fallecía a los 69 años después de un año de lucha contra el cáncer de pulmón. Aunque llevaba unos días con un estado de salud complicado, la noticia de su muerte ha sido recibida como un jarro de agua fría.

Anabel Pantoja no ha dudado en despedirse de ella a través de las redes sociales, donde ha mostrado su dolor: «Jamás se olvidará todo lo vivido… Gracias por tus besos, tus cuidados, tus regañinas. Vuela alto», ha escrito hace apenas unas horas la colaboradora de televisión en sus redes sociales junto a un vídeo que han elaborado unos fans, en el que vemos varios momentos que vivieron juntas durante sus encuentros en ‘Sálvame’.

Anabel Pantoja se despide totalmente rota de Mila Ximénez

Pero no ha sido la única despedida pública que ha hecho Anabel Pantoja desde Honduras. Sin poder estar con todos sus compañeros en el tanatorio de la M-30 en Madrid, la ‘influencer’ ha querido ser concisa y rotunda: «Siempre en mi alma», ha escrito junto a un emoticono de un corazón roto. Y es que es así como se siente Anabel Pantoja ahora, ya que ellas estaban muy unidas. El texto lo ha acompañado a una foto de ellas abrazándose.

«Siempre en mi alma», ha escrito Anabel Pantoja junto a esta imagen

© Redes sociales.

Este miércoles el mundo de la televisión ha llorado la muerte de Mila Ximénez. La colaboradora era muy querida dentro y fuera de los platós, por lo que son muchos los que han lamentado su pérdida. La periodista ha fallecido en su casa a primera hora de la mañana tras un año batallando contra el cáncer y lo ha hecho rodeada de todos aquellos que la querían. Su hija Alba Santana viajó alertada por las circunstancias la pasada semana hasta España desde Ámsterdam y desde entonces no se ha separado de ella. Al igual que sus hermanos, quienes se han instalado en su casa hasta que ella ha fallecido. Mientras su círculo está destrozado, se empiezan a conocer algunos detalles de sus últimos días. Para Mila esta última etapa no ha sido en absoluto fácil, de hecho, consciente de que su final llegaba, aprovechó para despedirse de sus grandes amigos y ahora se ha conocido cuál ha sido su última voluntad. Y es que quiso que sus cenizas se fueran a Ámsterdam con su hija Alba.