La presentadora de ‘El programa de Ana Rosa’ ha encontrado un motivo de peso para quedarse en las instalaciones de Mediaset un poco más y salir con sus compañeros a comer tras la emisión de su programa.


Ana Rosa Quintana no es muy dada a hacer planes después de terminar con la emisión de su programa. La presentadora de televisión ha aprovechado uno de los días de la semana para quedar con sus compañeros de trabajo. Lo han hecho en uno de los bares que hay al lado de las instalaciones de Mediaset. El motivo de esta reunión ha sido un bebé. Sí, sí, un bebé. Parece que la llegada al mundo del bebé de una compañera de trabajo ha hecho que todo el equipo se reúna.

Este pasado jueves precisamente se hacía notar después de que asegurara que no podría estar en la mesa del club social, la sección que emiten después de la mesa política. En la conexión que hace cada día con Joaquín Prat, la presentadora le decía que se tenía que ir a hacer unas gestiones. Con esto avisaba que no podría estar en la última parte del programa.

Poco después la veíamos salir de las instalaciones de Mediaset con algunas de sus compañeras de trabajo. Lo hacía sonriente y oculta bajo unas gafas de sol. Llegaba al bar con ellas, pero allí se reencontraba con otras personas del equipo. Entre ellos estaban Patricia Pardo, presentadora también de ‘El programa de Ana Rosa’, y Joaquín Prat, que se unía a ellos poco después.

Ana Rosa Quintana sale a comer con sus compañeros de trabajo

Ana Rosa Quintana calle
© Europa Press.

Demostrando su estilo, Ana Rosa lució un look de lo más cómodo. Pantalón gris, camisa del mismo color, botas de cordones y chaqueta de cuero con botones plateados. En cuanto a los complementos que lució, la presentadora llamó la atención por la elección de sus gafas de sol, redondas y de pasta en color mostaza.

Después de estar un rato con sus compañeros de trabajo, Ana Rosa parece que es de las que piensa que «lo mucho cansa y lo poco agrada», porque después de disfrutar de un ratito con sus compañeros, su marido, Juan Muñoz, acudía a recogerla. De camino al coche que los llevaría a su casa, ambos compartieron algunas confidencias. Por su parte, el resto de compañeros, entre los que estaban Patricia y Joaquín, se quedaron en el mismo bar, donde permanecieron durante algunas horas más. Sin embargo, este planazo no les ha hecho faltar a su puesto de trabajo este viernes.

Ana Rosa se reencuentra con Rocío Flores

A pesar de que Rocío Flores no ha querido hablar ante ningún medio sobre la supuesta ruptura entre su padre, Antonio David Flores, y Olga Moreno, este viernes se sienta Rocío Flores en el plató del programa de Ana Rosa Quintana. Durante estos diez días y como viene siendo habitual, la joven no ha respondido nada a los reporteros por la calle, ha pedido respeto tanto para ella como para su familia. Rocío ha aguantado el chaparrón de estos días como ha podido pero en su plató se siente cómoda y no ha dudado en regresar a su puesto de trabajo.