Ana Obregón ha regresado a Mallorca, el que se ha convertido en su refugio tras los duros golpes que le ha dado la vida. Ha viajado junto a su hermana


Ana Obregón está viviendo la época más difícil de su vida. Tan solo unos días después de que se cumpliera el primer aniversario de la muerte de su hijo, Álex Lequio, falleció su madre, Ana Obregón. Un duro golpe para la actriz que, cuando intentaba remontar su vida, volvió a caer. Ahora, ha viajado hasta Mallorca, lugar donde veraneaba cada año y donde ha encontrado su refugio tras los fuertes golpes que le ha dado la vida en estos últimos años. La actriz y presentadora regresaba hace unos días a la casa familiar situada en el municipio de Son Servera. Se trata del primer viaje que realiza desde que el pasado 22 de mayo dijera adiós a su madre, doña Ana Obregón Navarro. Y como ha venido siendo durante estos meses tan complicados, ha estado arropada por sus hermanos. En esta ocasión, viajó junto a su hermana, Amalia, que ha sido un gran apoyo para ella tras la muerte de su hijo.

Ana Obregón hace piña con su familia en Mallorca

Ana Obregón se enfrenta a otro duro verano. Si el pasado año fue el primero sin su hijo, Aless (como le llamaba cariñosamente sus familiares y amigos), este también será el primero sin su madre. A pesar de esto, está intentando vivir unos días de desconexión acompañada por su padre, Antonio Obregón, y su hermana, Amalia. En la Costa de los Pinos, donde está situada la residencia, está intentando pasar desapercibida, evitando así tener que enfrentarse a los medios de comunicación.

Gtres

Ana Obregón llegaba hace unos días en avión acompañada por los suyos. Tal y como ya nos hemos acostumbrado a verla, sigue luciendo el negro luto en honor a su hijo y a su madre. Son diferentes las ocasiones que la actriz se ha dejado ver por Mallorca. Además de su llegada al aeropuerto, también la hemos visto salir de su refugio para poner rumbo a un Spa para relajarse y desconectar. Se le ha visto por las inmediaciones de su casa. Siempre de negro y portando la obligatoria mascarilla.

Mallorca es uno de los escenarios que más recuerdos le traen a la actriz

En esta época especialmente complicada para la intérprete se está refugiando en la familia, también en la lectura y la meditación. Estos, junto a la naturaleza, han sido sus principales aliados desde que el 13 de mayo de 2020 dijera adiós a Álex Lequio. Precisamente ha regresado a Mallorca como ya lo hizo en su día cuando murió su hijo. Un lugar al que siempre vuelve y que ha sido escenario de grandes momentos familiares. Unos momentos que dejará guardada en su retina, pero que supone un fuerte revés para ella. Hay que recordar que Ana Obregón la mayor de los veranos los ha pasado en esta casa de Mallorca junto al os suyos.