Ana Obregón sigue con su vida en Madrid tras la pérdida de su hijo, Álex Lequio. La actriz ha acudido a un exclusivo club de golf para desconectar


Después de pasar el verano en Palma de Mallorca, su residencia habitual de verano, Ana Obregón comienza su nueva etapa en Madrid. Con la llegada de septiembre, la actriz intenta retomar poco a poco su rutina de vida tras la muerte de su hijo, Álex Lequio, tras una larga batalla contra el cáncer. Hace unos días que la actriz llegó a la capital madrileña y está intentando recuperar la normalidad. Aunque no son días fáciles, intenta hacer planes con los suyos para seguir adelante e intentar desconectar. Por ese motivo, hemos visto a Ana Obregón llegando en su coche a las inmediaciones del Club de Golf de La Moraleja, hasta donde se dirigía para disfrutar una mañana de relax. No es la primera vez que acude a este club durante esta semana desde que regresó a la capital. Este es sin lugar a dudas un refugio donde esconderse para desconectar.

Ana Obregón acude al exclusivo club de golf en La Moraleja

La actriz, que de momento no tiene previsto volver al trabajo, ha acudido a este club, donde es muy habitual verla. Ahí desconecta y recarga la energía tras los momentos tan difíciles a los que se enfrentó este pasado mes de mayo. De vuelta a Madrid, Ana Obregón vuelve a contar con el incondicional apoyo de sus hermanas, Amalia y Celia, con las que se fue a vivir después del duro golpe. En su día a día, no se separan de Ana e incluso organizan planes juntas para pasar el día en este club y así juntas apoyarse las unas en las otras.

Tal y como decíamos, la actriz se ha desplazado en solitario al club de La Moraleja ataviada con una camisa de manga larga, la mascarilla obligatoria y escondida tras unas enormes gafas de sol. Completamente cabizbaja, Ana Obregón sigue pasando el duelo de la muerte de su hijo, que la pasada semana se cumplieron cuatro meses desde su fallecimiento. De hecho, Ana Obregón volvió a recordarlo en las redes sociales, que actualmente ahora solo utiliza para mandar mensajes dedicados a su hijo.

Por este motivo, Ana volvió a demostrar el gran dolor que siente tras su pérdida: «Hace seis años que hicimos esta foto. Te acababas de graduar de dos carreras en una de las Universidades más prestigiosas del mundo: La Universidad de Duke @dukeuniversity. Tu felicidad y mi orgullo de ese momento jamás lo olvidaré. Cuatro meses después convertida en un pozo infinito de tristeza sé que algún día nos volveremos abrazar y a sonreír», comenzaba diciendo.

[Fotos: GTRES y redes sociales]