«¿Con la familia? No». Esta es la respuesta de Ana María Aldón cuando le pregunta la prensa si quiere sentar a hablar con los seres queridos de su todavía marido, José Ortega Cano. La gaditana rompe lazos y descarta cualquier posibilidad de conversar con ellos, unas declaraciones que ha concedido este lunes cuando se dirigía al AVE con rumbo Madrid-Cádiz. La tensión se ha instalado en la familia, siendo este fin de semana cuando se han reunido todos juntos para celebrar la salida puntual de José Fernando el centro de salud mental en el que permanece a las afueras de Madrid. Todos se citaron, celebraron y rieron, salvo Ana María que se enteró en directo de este encuentro al que ya ella no estaba invitada. «No me han invitado, querrá estar con sus hijos», dijo sorprendida. 

Vídeo: Europa Press

No tiene buena relación tampoco con Gloria Camila, quien dejaba de seguir a la diseñadora e incluso llegaba a bloquearla. Un movimiento que demuestra que tampoco quiere mantener ningún contacto con ella, aunque su padre y Ana María Aldón continúen casados. La joven no quiere maquillar la situación ni fingir públicamente, pero ¿qué opina Ana María de este gesto? Lo cierto es que no le ha gustado, tal y como ha hecho saber en su última entrevista en televisión. «La última vez que hablé con Gloria Camila fue a finales de mayo. Luego me he enterado de que ha bloqueado en Instagram. Lo he comprobado. Sí, soy tan incómoda, es mejor que pertenezca a su círculo más cercano. No sé o no quiere que le siga en Instagram», ha dicho.

Tampoco se lleva bien con los hermanos de José Ortega Cano, una tensión que parece no preocupar ahora a Ana María, quien está centrada en su recuperación. Aunque ha vuelto a la televisión, le queda camino por delante para volver a ser quién era, un deseo que persigue junto a su círculo más cercano. Su familia se pronunciaba hace unos días acerca de este bajón que llevaba arrastrando desde hacía tiempo, en concreto, su hermana Carmen: «Sale muy poco (…) Nunca la he visto así. No le voy a preguntar a mi hermana cómo está su matrimonio, lo que me preocupa ahora es ella». Prefirió no disipar ciertas dudas, sin embargo, esta cuestión ha sido despejada por la propia Ana María en ‘Ya es verano’, espacio que acaba de ficharla como colaboradora para los fines de semana. «Mi marido puede dejar un día de ser mi marido, pero nunca va a dejar de ser el padre de mi hijo. Es un vínculo que tiene con mi hijo y eso es de por vida. Seguiremos tragando sapos por el bien de nuestro hijo», espetó, confirmando así la crisis que atraviesan.

Ortega Cano posado
© Redes sociales.