Rocío Carrasco ha vuelto a generar un aluvión de reacciones a consecuencia de sus últimas declaraciones. En la nueva entrega de ‘Montealto’ habló de los documentos personales de su madre, Rocío Jurado, que arrojarían luz a la historia de la familia. También se pronunció sobre José Ortega Cano a quien denominó como «mirado». La respuesta de Ana María Aldón no se ha hecho esperar. 

© Redes sociales.
© Redes sociales.

“Mi marido no es tacaño, por lo menos conmigo no lo es», ha asegurado la diseñadora en ‘Viva la vida’ visiblemente molesta con estas palabras. «Mi marido da la vida por su familia también y llevo diez años a su lado», ha recalcado sacando la cara por el diestro. No solo eso, ha querido dejar patente que Ortega Cano siempre ha sido una «persona generosa». Ha señalado que fue él quien le pagó sus estudios de diseño de moda. «Si no fuera por él yo no tendría la carrera. También he visto cómo ha ayudado a la familia cuando lo ha necesitado. Igual que a mí en una ocasión cuando me hizo falta. A mi marido no le tengo como una persona tacaña que no suelte un duro».

Ana María Aldón y Ortega Cano siguieron ‘Montealto’ por separado

Ana María Aldón ha subrayado que está siguiendo atentamente los nuevos pasos de Rocío Carrasco en televisión. No solo lo hace como espectadora, también como gran admiradora de Rocío Jurado. «Aunque luego cuando empiezan las preguntas digo, jolines, es que están hablando de mi marido». El matrimonio evitó verlo de manera conjunta. «Lo vi de forma independiente». La colaboradora ha manifestado que siempre piensa en los sentimientos del torero porque sabe que no es un plato de buen gusto para él remover viejos fantasmas. «No quiero ver más sufrimiento». 

© Redes sociales.
© Redes sociales.

«No quiero interponerme ante una emoción de mi marido al revivir todo esto. Él que muestre su emoción y que no haya nadie que haga que le corte eso», ha explicado. Además, ha incidido en el que le gustó ver cómo Rocío Carrasco se pronunciaba en un momento sobre el torero reconociendo que cuando falleció ‘la más grande’ estaba totalmente destrozado porque «era verdad».

En esta segunda entrega de ‘Montealto: regreso a casa’, Rocío Carrasco ha visitado tres estancias de la casa en la que vivió ‘la más grande’ los últimos años de su vida. Una espectacular finca ubicada en la urbanización de La Moraleja. Primero ha entrado en el salón, también en la habitación de la artista y su vestidor. Precisamente en un escritorio del cuarto de la cantante encontró unos documentos personales que arrojarían luz a la historia de su familia y que centrarán la segunda entrega de su docu-serie, ‘En el nombre de Rocío’. «Las cosas no son como se han contado. Si eso es igual a terremoto, pues terremoto. No descubro, confirmo cosas», ha apuntado.