El cisma entre Ana María Aldón y José Ortega Cano es un hecho. El matrimonio está completamente roto. Y, al parecer, no hay vuelta atrás en la decisión de ambos de romper definitivamente su relación. La diseñadora ya no luce su alianza de casada, lo que evidencia que el final de su historia de amor cada vez más cerca. En un momento en el que la tirantez y la distancia entre ellos no pueden ser más profundas, la aún mujer del diestro ha respondido sobre las últimas noticias, que apuntan a que ya están negociando las condiciones de su separación. «Eso es un tema privado y quiero que se mantenga en la privacidad», dice, aunque no niega lo evidente: «Son cosas que tienen que llegar». No se pierda el vídeo para escuchar la respuesta de la colaboradora cuando se le pregunta por las conversaciones que ya estaría teniendo con el diestro para definir el futuro de ambos y del hijo que tienen en común.

Vídeo: Europa Press

Ana María procura mantenerse discreta en lo relativo a la recta final de su matrimonio, pero le resulta imposible ocultar la realidad: la separación es inminente y ambos estarían ya centrados en perfilar las condiciones de su divorcio. «No soy yo sola, cuando lo decidamos lo confirmaremos», sentencia la gaditana. Con estas palabras deja claro que la decisión de tomar rumbos distintos podría estar al caer. En su caso, tienen un hijo en común, así que por el bien del pequeño y de la familia prefieren esperar a que la determinación sea un hecho.

José Ortega Cano se mantiene en silencio y no habla de en qué punto está su relación con Ana María Aldón

Por su parte, José Ortega Cano se ha negado a hacer declaraciones. No está de humor para hablar con los medios de comunicación. Y es que hace apenas 24 horas, la abogada Patricia Donoso se sentó en el plató de ‘Sálvame‘ para revelar nuevos detalles sobre la relación que tuvieron antaño. Una relación en la que no llegaron a intimar («no nos acostamos»), pero en la que compartieron muchas confidencias. Tanto es así, que la jurista asegura tener mucho que decir: «Veo que está enfadado otra vez y grita. Me gustaría saber por qué niega las cosas. Eso me hace decir ‘hasta aquí hemos llegado’. Si está cuestionando mis palabras, yo voy a demostrar que sí». Sus palabras, que llegan en un momento tan delicado para el matador de toros, lo han cabreado tanto que no quiere dar más explicaciones públicas.

Ortega Cano in Madrid, 20 october 2022
GTRES