Después de recurrir, Ana María Aldón finalmente tendrá que indemnizar al diseñador de su traje de novia, Emilio Salinas, con 4.500 euros.


No es la mejor semana para Ana María Aldón. La mujer de Ortega Cano ha recibido la peor de las noticias. Y es que ha perdido la última batalla judicial que tenía ante el diseñador Emilio Salinas, el que fuera encargado de elaborar su traje de novia para su boda con el torero en el año 2018, y con el que había llegado a un acuerdo que no terminó de llevarse a cabo.

El modista no dudó en acusar a la colaboradora de ‘Viva la vida’ por incumplir el trato al que llegaron cuando este iba a crear el diseño de Ana María Aldón. Emilio Salinas le cedía dos vestidos a cambio de que ella nombrara el nombre del diseñador en la revista donde ofreció la exclusiva de su enlace con Ortega Cano. Esto finalmente no se produjo, ya que en ningún momento en el reportaje aparecía el nombre del diseñador.

En 2018, Emilio Salinas interpuso una demanda contra Ana María Aldón, en la que aseguraba que ella no había participado en la creación del vestido de novia. De esta forma, aseguraba que había incumplido el acuerdo y le pedía 9.500 euros por los problemas que le había causado.

Ana María Aldón tendrá que pagar 4.500 euros a Emilio Salinas

© Telecinco.

Ahora, Ana María, que recurrió a la Audiencia Nacional de Madrid, que dio en un principio la razón al modista condenando a ella a pagarle 4.500 euros, ahora tiene que pagar esta cantidad a Emilio Salinas. Así lo determina el juez que ha llevado su caso, que tomó esta decisión el pasado mes de mayo.

Ana María Aldón ha tratado por todos los medios que en esta batalla judicial resultara vencedora ella, algo que finalmente no ha ocurrido. La mujer de Ortega Cano no ha podido evitar mostrarse enfadada por el resultado y así lo ha hecho saber a ABC: «Ninguna de las pruebas presentadas por Emilio Salinas deberían de haberse tenido en cuenta durante el procedimiento. Yo nunca me apropié porque fue una colaboración», declara para defenderse.

Una batalla judicial que no tenía fin

En noviembre de 2020, Ana María tuvo que volver a los juzgados para este mismo tema. Ella mostraba su disgusto. La mujer de Ortega Cano llegaba acompañada de su abogado y tras declarar en los juzgados, se marchaba no sin antes mandar un mensaje claro a Emilio: “Si es que no está satisfecho el hombre todavía”. 

Ana María recurrió la sentencia que se dictó a favor de ambos. El Juzgado de Primera Instancia Número 5 de Alcobendas (Madrid) dictó en su sentencia que sí que existió ese acuerdo verbal entre las partes y que este se cumplió, aunque de manera “inexacta”. SEMANA tuvo acceso a la información en la que el juez estima solo al 50% las pretensiones económicas de Salinas y de los 9.600 euros que pedía inicialmente, considera que el modista solo debe recibir de Aldón 4.800 euros. Una sentencia que la propia Ana María tachó de «no ser justa», por lo que había tomado la decisión de llegar hasta el final de este asunto y recurrir a la sentencia.